Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 19 de noviembre de 2014 - 23:07h.

Autonomía de 500 km

Audi A7 Sportback h-tron Quattro: el hidrógeno vuelve a escena

Después de dos tímidos intentos con el A2 H2 y el Q5 HFC en Audi, y por extensión en el grupo Volkswagen, se vuelve a hablar de hidrógeno.

Fotogalería del Audi A7 Sportback h-tron

ENRIQUE NARANJO, LOS ÁNGELES (ESTADOS UNIDOS)

Cuando el grupo Volkswagen apenas se encuentra en pleno inicio de su ofensiva de lanzamiento de su gama eléctrica, aterriza en California el Audi A7 Sportback h-tron quattro, un prototipo alimentado por una pila de hidrógeno combinada con un motor eléctrico trasero adicional para generar la imprescindible tracción quattro de Audi.

Audi A7 Sportback h-tron quattro

El h-tron es prácticamente idéntico a un A7 de combustión.

Por fuera es prácticamente idéntico a un Audi A7 Sportback de no ser por los logos que hacen mención a su especial naturaleza ecoeficiente y a la toma para el repostaje del hidrógeno, una operación que en los modelos actuales requiere el mismo tiempo que el de un vehículo de gasolina, unos tres minutos.

El Audi A7 Sportback h-tron (denominación que complementa a los e-tron de propulsión eléctrica y a los g-tron alimentados por gas) tiene un grupo propulsor principal formado por un motor eléctrico delantero que se nutre de la energía de una pila de hidrógeno situada bajo el capó. La energía que mueve el motor se obtiene de los cuatro tanques de hidrógeno situados en la parte inferior central del vehículo, delante del eje posterior. Pueden almacenar cinco kilos de hidrógeno comprimido, suficientes para recorrer 500 kilómetros.

Pero el A7 Sportback h-tron cuenta además con un motor eléctrico trasero que es la clave de la tracción e-quattro, como Audi denomina al sistema de tracción total en la que no hay conexión mecánica entre los ejes. En este caso, el electromotor posterior se nutre de la energía de una batería de ion litio situada bajo el piso del maletero y que es similar a la que emplea el Audi A3 Sportback e-tron.

Audi A7 Sportback h-tron

Detalle de la pila de hidrógeno.

El A7 h-tron puede moverse únicamente impulsado por la energía eléctrica del motor trasero (aunque con una autonomía limitada a 50 kilómetros). En el resto de situaciones su misión será complementar a la pila de hidrógeno aportando las ventajas dinámicas y de seguridad de la tracción integral. Para su recarga necesitaremos entre dos y cuatro horas de conexión a la red dependiendo de la fuente.

En total, la potencia eléctrica de este sistema de propulsión es de 170 kW (231 CV) (85 en cada motor), lo que permite a la berlina acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h. Cifras interesantes que muestran que tampoco hay límites a nivel de prestaciones para esta tecnología. De hecho, el Audi A7 Sportback h-tron pesa menos de 2.000 kilos (1.950, en concreto).

Sin duda, la propuesta de Audi tiene todos los argumentos… salvo uno que escapa al control del fabricante y que se refiere a la red de suministro de hidrógeno para el repostaje. De hecho, desde Ingolstadt aseguran que el A7 Spotback h-tron podría estar disponible en cuanto la amplitud de esa red dejase de ser un inconveniente para el potencial cliente.

Audi A7 Sportback h-tron quattro

La autonomía y el tiempo de repostaje son equivalentes a un coche tradicional.

Síguenos en twitter: @marcamotor / @ Quique_Naranjo
Hazte fan de Marca motor en facebook

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Audi A7 Sportback h-tron quattro

Audi A7 Sportback h-tron quattro

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies | Contacto

Un web de MARCA.com