Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Martes, 11 de noviembre de 2014 - 14:59h.

Al volante

Cadillac ATS Coupé 2.0 T: demasiado lejos de Europa

Tiene motor 2.0 de 276 caballos de potencia y sale por un precio de 45.000 euros frente a los 41.750 de la versión sedán.

Fotogalería del Cadillac ATS Coupé

JOAQUIM OLIVEIRA, FRANCFORT (ALEMANIA)

Desde Estados Unidos y bajo la firma de Cadillac llega una opción diferente para el segmento de berlinas compactas con estética deportiva: el Cadillac ATS Coupé, una opción diferente, para pelear con los asentados BMW Serie 3, Audi A4 y Mercedes-Benz Clase C.

El coche tiene una línea muy deportiva con la que busca diferenciarse de sus competidores alemanes. El diseño tiene un papel preponderante en este nuevo Cadillac, definido por una larga batalla y un peculiar perfil en línea de cuña que le da un estilo más agresivo que el de sus rivales europeos.

En el interior, el Cadillac ATS coupé es un coche de contrastes. Mientras existen materiales de calidad inferior a los presentes en marcas más "modestas", observamos otros aspectos del coche que son claramente premium, como la madera pura, el aluminio o el magnesio en las levas de cambio de marchas detrás del volante.

ATS coupé

Cadillac ATS coupé

Más contrastes: frente al toque tecnológico que aporta el sistema de carga por inducción para el móvil, introducido por primera vez en un coche americano, tiene lagunas en el aspecto práctico, ya que ofrece menos huecos para guardar cosas que otros modelos nacidos al otro lado del charco. Por suerte, la instrumentación es de fácil lectura, con su fondo negro y caracteres/gráficos en color blanco brillante.

El equipamiento de serie de este Cadillac brilla por su generosidad: incluye acceso y arranque sin llave, asientos delanteros eléctricos, sistema de sonido Bose con siete altavoces, espejos con calefacción y regulación eléctrica junto a un avanzado sistema de información y entretenimiento, entre otros elementos.

Como punto negativo, tenemos la visibilidad al volante. El conductor, al ponerse a los mandos de este Cadillac ATS coupé, descubrirá que le faltará visión hacia adelante por culpa del ancho pilar A y por el enorme retrovisor exterior. Si mira hacía atrás, el enorme pilar trasero le quitará ángulo de visión.

Con 4,66 metros de largo, el ATS presenta una configuración de cuatro plazas. Las dos traseras no son muy amplias para que las ocupe un adulto durante un viaje largo y, a pesar de ello, el maletero sólo tiene 295 litros de capacidad, muy poco si pensamos que sus rivales alemanes ofrecen todos alrededor de 450.

Al probar el coche en su versión de tracción trasera (hay una de tracción integral, que cuesta unos 2.000 euros más) se nota alguna tendencia a soltar la trasera cuando le provocamos en curvas más cerradas, pero siempre mantiene la compostura. El diferencial de deslizamiento limitado ayuda a pasar a la carretera todo el par del potente motor de dos litros turbo de cuatro cilindros que lo anima.

ATS coupé

Interior del ATS coupé

Los ingenieros han conseguido un adecuado equilibrio entre comodidad y estabilidad, sin producir un balanceo exagerado de la carrocería, incluso sin tener que recurrir a la suspensión magnética con amortiguadores controlados electrónicamente y tres modos de actuación. Lástima que la suspensión se revele algo ruidosa sobre asfaltos degradados, perjudicando la sensación de alta calidad que Cadillac intenta generar.

La dirección es más ligera de lo que quisiéramos, dentro de lo que es normal en un coche americano, y sin duda demasiado desmultiplicada (más de tres vueltas al volante de tope a tope), pero a cambio la capacidad de frenar es realmente buena (el equipo firmado por Brembo ayuda).

El rendimiento del motor, de inyección directa y turbo, con 276 caballos de potencia, nos parece excelente. Tiene una potencia específica de 138 caballos/litro, un récord en su clase, además de que en utilización cotidiana ofrece una respuesta muy satisfactoria por encima de la velocidad de ralentí (a 2.100 rpm ya proporciona el 90% del par máximo de 400 Nm). Eso no significa que no pueda mostrar preferencia por altas revoluciones pero forzosamente a costa de empeorar un consumo medio que ya es bastante peor (8,3 litros) que el de un Audi 2.0 TFSI (5,9 l/100 km) o el BMW 428i (6,6 l/100 km). Y sin que su mayor potencia se traduzca en mejores prestaciones.

[foto de la noticia]

Trasera del ATS coupé

El cambio automático de seis marchas (cuando Mercedes ofrece siete y Audi y BMW ocho) es realmente preferible al cambio manual que habíamos probado en el ATS sedán hace un año. Las levas contribuyen a un mejor control del coche, ya que las decisiones que toma en modo 100% automático a veces desconciertan. El sonido del motor tiene un tratamiento acústico para que se parezca a un refinado bloque de seis cilindros de los que les gusta a los americanos, pero el resultado no convence, pareciendo siempre artificial.

Síguenos en twitter: @marcamotor
Hazte fan de Marca motor en facebook

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Cadillac ATS coupé

Cadillac ATS Coupé

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies | Contacto

Un web de MARCA.com