Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Jueves, 18 de septiembre de 2014 - 13:02h.

A LA VENTA EN OCTUBRE

La generación 2.5 del Porsche Cayenne, desde 75.144 euros

Porsche actualiza el Cayenne 2, que ahora presenta un diseño más estilizado y unos motores más eficientes y con mayor rendimiento. Lo hemos conducido.

Fotogalería del nuevo Porsche Cayenne

JOAQUIM OLIVEIRA

El Cayenne se ha convertido desde su lanzamiento en 2002 en el modelo mejor vendido de la historia de Porsche. Con 276.000 unidades comercializadas de la primera generación y 303.000 de la segunda (a la venta desde 2010) a Porsche se le conoce más por el Cayenne que por el 911.

Ahora, en octubre, llega esta puesta al día de este SUV de lujo. Se podría, por tanto, considerar que es la generación 2.5 del Cayenne. Entre los cambios estéticos, destacan la mejor integración de la matrícula, el tirador del maletero, los faros, las salidas de escape, los pliegues del capó, una toma de aire central más pequeña… Una vez dentro comprobamos que el volante también ha sido mejorado. Y lo mismo ocurre con los umbrales de las puertas.

La generación 2.5 del Porsche Cayenne, desde 75.144 euros

Los motores también han sido refinados.

La gama estará inicialmente compuesta por dos motores de gasolina - S de 420 CV y Turbo de 520 CV- y dos diésel - 262 CV y 385 CV, y también un híbrido enchufable, llamado S-Hybrid, con 416 CV (precisamente la misma unidad de propulsión del Panamera híbrido). Todos mejoran, en mayor o menor medida, el rendimiento y presentan cifras más bajas de consumo y están acoplados a una transmisión automática de 8 velocidades con el modo "a vela", es decir, que bajo ciertas condiciones el Cayenne entra en punto muerto, para que la transmisión no ofrezca retención alguna.

El diésel tendrá un precio de 75.144 euros y el S Diésel 96.072 euros. Ya en la oferta a gasolina para el Cayenne S hay un precio de 93.900 euros y para el Turbo el coste asciende 148.879 euros. Es importante resaltar el posicionamiento de precio del nuevo S E-Hybrid, que se sitúa 11.000 euros por debajo del Cayenne S Diésel (85.179 euros). Esto ha sido posible gracias al efecto de las sinergias realizadas por Porsche en el área de la tecnología híbrida. También por ello, y con efecto inmediato, el precio del Panamera S EHybrid se reducirá en 6.292 euros, para situarse en 107.729 euros.

Al volante

En esta primera toma de contacto dinámica nos hemos centramos en el Cayenne S que utiliza un nuevo motor V6 de 3.6 litros, una unidad que se montó por primera vez en el "hermano" menor, el Macan. Reemplaza el V8 de 4.8 litros que gastaba 1 litro/100 km de media más (10,5 frente a 9,5 en el nuevo V6) además de ser más lento en aceleración (0 a 100 km/h en 5,9 segundos antes y en 5,4 segundos ahora). Sin embargo, es posible que para muchos de los clientes potenciales el prestigio de conducir un motor V8 - y no un V6 - fuese algo más apreciado que uso cuantos euros ahorrados en combustible o prestaciones ligeramente más lentas.

Los ingenieros de Porsche nos cuentan que han hecho aciertos en los tarados de las suspensiones para que el coche resulte más cómodo y, al menos en esta versión que hemos probado con suspensión neumáticas y amortiguadores de dureza variable, el Cayenne sigue siendo menos "seco" que un BMW X5 y más estable que un Mercedes ML o un VW Touareg. Pero siempre es posible moldear la personalidad en carretera con los botones de la consola central que regulan la rapidez de la respuesta del acelerador, el sonido del motor, el "peso" de la dirección y, por supuesto, el tipo de amortiguación, más o menos suave.

Porsche Cayenne

También ha mejorado el comportamiento.

Lo que se logra con esto es que el Cayenne S es francamente más cómodo en asfaltos maltratados o que se apure la eficacia del chasis en secuencias de curvas, en honor a cierto punto de la reputación de la marca Porsche. Que sigue utilizando dos sistemas de tracción permanente a las cuatro ruedas: uno con diferencial central Torsen (en las versiones Diésel y Hybrid) y otro con diferencial central en colaboración con un embrague multidisco, en las otras variantes.

El Cayenne S se mueve con buena agilidad y logra disimular con relativa facilidad a sus dos toneladas de peso y cuando aplastamos el acelerador la función "kickdown" de la caja de cambios nos da lo que necesitamos para consumar cualquier adelantamiento o simplemente la aceleración deseada. La palanca del selector de marchas permite cambios hechos de modo manual secuencial que igualmente se pueden realizar con las levas detrás del volante para una conducción más "intensa".

Aunque a un 90% de los usuarios de un Cayenne no se le ocurra hacer todoterreno con su Porsche, siempre habrá alguien lamentando que la generación de 2010 hubiese dejado de tener una caja de cambios para usar en todoterreno más exigente, incluso porque esta transmisión no tiene una primera marcha claramente más corta para la transposición de los obstáculos más difíciles fuera de asfalto (especialmente en los motores diésel).

El otro aspecto que no nos acabó de convencer fue el de la frenada por culpa del pedal respectivo con un "pisar" muy esponjoso y que tras una utilización más intensa mostraron signos de fatiga (pero antes de encargar los frenos cerámicos, que resisten mucho más a los tratamientos "abusivos", recuerde que debe renunciar a más de 10.000 euros de su cuenta bancaria...).

Síguenos en twitter: @marcamotor
Hazte fan de Marca motor en facebook

Porsche Cayenne

Sigue teniendo muchos botones y mandos.

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

La generación 2.5 del Porsche Cayenne, desde 75.144 euros

Es ahora más refinado en motores y estética.

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies | Contacto

Un web de MARCA.com