Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Martes, 1 de abril de 2014 - 09:42h.

También estrena motores Drive-E

Volvo V60 plug-in hybrid, familiar cero emisiones con solo pasar por un enchufe

Volvo refuerza la eficiencia de su gama al incorporar la versión híbrida enchufable diésel en el V60 y la nueva familia de motores Drive-E.

· Fotogalería del Volvo V60 Plug-in Hybrid

FRANCIS FERNÁNDEZ

Volvo mantiene la senda de la eficiencia y poco a poco va quemando etapas, ofreciendo vehículos con unos consumos cada vez más reducidos. Este es el cometido tanto de la nueva versión híbrida enchufarle del familiar V60, como de la nueva generación de motores que poco a poco irá llegando a todos los representantes de la marca sueca.

A pesar de que el V60 Hybrid fue presentado en 2012 hasta ahora no se había decidido su comercialización en España. O mejor dicho, su limitada producción obligaba casi a llevarlo a mercados en donde existe una mayor demanda. Hasta ahora, de esta versión híbrida enchufable del V60 se han vendido 1.000 unidades en 2012. Se pasó a 7.600 en 2013 y está previsto cerrar 2014 con alrededor de 10.000. Las expectativas de venta en España son de unas cien unidades en lo que queda de año.

Volvo V60 Plug-in Hybrid

Hay tres modos de gestión del sistema híbrido

Las peculiaridades técnicas del V60 híbrido enchufable son sin duda uno de sus mayores atractivos, y lo que permite que sus cifras de consumos resulten especialmente reducidas y el coste de utilización mínimo, sobre todo si siempre lo utilizamos como eléctrico puro. Es el primer vehículo de esta categoría que combina el funcionamiento de una unidad eléctrica recargable en un enchufe doméstico con un potente motor diésel de cinco cilindros. Esta combinación de diversas fuentes de energía nos permite recorrer hasta 50 kilómetros como eléctrico puro y alcanzar en estas circunstancias hasta 120 km/h.

Desde el puesto de mando podremos gestionar la forma de usar la potencia de acuerdo a cuatro modos. Tres de ellos se gestionan desde el centro del salpicadero mediante los programas establecidos de gestión de energía. Normalmente circularemos en el modo convencional Hybrid, en donde el sistema combina de la mejor forma el motor eléctrico y el de gasóleo.

Si necesitamos más potencia, la función Power hace funcionar los dos motores al mismo tiempo, consiguiendo de esta forma la máxima prestación posible, que el cronómetro sitúa en los 6,1 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h, lo que no está nada mal por cierto.

Existe una tercera tecla Pure. Esta nos asegura que circulamos en modo eléctrico puro, lógicamente siempre que la batería puede proporcionar la energía suficiente. Si no es así, saltará automáticamente a la función Hybrid y entrará en funcionamiento el motor diésel. También arranca el motor diésel si solicitamos más prestación de la que puede proporcionar individualmente el motor eléctrico.

Volvo V60 Plug-in Hybrid

Las prestaciones del V60 son muy destacadas

Finalmente, mediante el modo Save podremos reservar hasta 20 km de autonomía en las baterías para ser utilizada en momentos especiales. Por ejemplo, para circular en zonas de la ciudad reservadas a coches con emisiones cero, algo que será cada vez más habitual en los próximos años.

Alma diésel
El motor díesel que utiliza el V60 Hybrid es un cinco cilindros de 2,4 litros con 215 CV de potencia mientras el motor eléctrico, que trabaja sobre el tren trasero, proporciona otros 70 CV suplementarios.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en este nuevo híbrido enchufable, es que estamos ante un vehículo que se puede llegar a comportar como un tracción integral cuando el motor eléctrico entra en funcionamiento (lo hace accionando las ruedas traseras). Puede hacerlo además si nota que circulamos por firmes deslizantes.

Con esta definición técnica, el consumo homologado es de 1,8 litros, pero siempre que salgamos con las baterías cargadas y apuremos su autonomía. En situaciones normales, cuando las baterías se agoten y no recuperemos la carga en un enchufe convencional, estaremos consumiendo alrededor de los 5 litros. Para el Volvo S60 D5 convencional con la misma potencia se ha homologado una cifra de 4,6 litros a los 100 km/h de media.

Volvo V60 Plug-in Hybrid

La recarga dura entre 7,5 y 3,5 horas

Las baterías se recargan en 7,5 horas en un enchufe domestico de 6 amperios, en 4,5 horas si utilizamos uno de 10 A y en 3,5 si tenemos a nuestra disposición otro de 16 A. Para preservar la integridad de las baterías, estas únicamente se cargan al 75 por ciento de su capacidad. Este grupo de acumuladores tiene de serie una garantía de 5 años o 100.000 km, ampliable mediante opción otros tres años más y hasta 160.000 km.

Puestos al volante destacan por encima de otros aspectos sus excelentes prestaciones, sobre todo si pulsamos la techa Power. En esta situación, y aunque la energía de las baterías este en mínimos, el motor eléctrico funciona sobre el tren trasero y mejora de forma notable la potencia, aprovechando el motor diésel para suministrar la energía eléctrica que no pueden proporcionar las baterías.

Le sumamos al motor diésel entonces 70 CV suplementarios, lo que no está nada mal, aunque la potencia que se aplica al suelo en este caso no es exactamente la suma de las que proporcionan ambos propulsores. Sin embargo, incluso en el modo Hybrid el funcionamiento del V60 es bastante bueno y convincente. Sólo mencionar en el debe la reducción importante del espacio del maletero, con unos limitados 305 litros, 125 litros menos que en un V60 convencional y al nivel casi de un utilitario. Los asientos traseros abatibles y la configuración de coche familiar mejora por lo menos la versatilidad.

El Volvo S60 por otro lado está muy bien presentado. Nos ha gustado mucho la instrumentación digital y en general el ambiente interior, aunque no se filtran de forma muy convincente las vibraciones que nos llegan por el volante y el pedalier. El precio sin opciones del V60 Hybrid es de 60.900 euros, una cifra que supera en casi 12.000 euros al del D5 AWD Summum.

Volvo V60 Plug-in Hybrid

El interior no sufre grandes cambios

Motores Drive-E. Nueva familia de bajo consumo
Volvo ha trabajado también sobre los motores térmicos de su gama para conseguir reducir de forma importante los consumos y las emisiones. Fruto de este trabajo, Volvo anuncia la disponibilidad en toda su gama de los nuevos motores Drive-E que se caracterizan por una disminución de sus consumos en un 30 por ciento. En concreto los motores Drive-E, desarrollados por la marca íntegramente, tienen dos litros de cilindrada y 4 cilindros.

Esta familia de motores que utiliza el Volvo V60 está formada en el arranque por el D4 de 181 CV y por los de gasolina T5 y T6 con 245 y 306 CV respectivamente. Más adelante se lanzarán los diésel de 120 y 230 CV.

Con versiones específicas, la gama de motores Drive-E se extenderá a toda la gama de vehículos de Volvo. Los nuevos S60, V60 y XC60 utilizan los motores Drive-E T6 de 306 CV, T5 de 245 y D4 de 181 CV. Tanto los D4 como el gasolina T5 ya se montan en los V70, XC70 y S80.

Tecnológicamente todos estos motores utilizan técnicas innovadoras de funcionamiento. El diésel, alimentado por un conducto común, mide la presión de forma independiente en cada cilindro. Los de gasolina combinan el funcionamiento de un compresor volumétrico y un turbo convencional para mejorar la entrega de potencia en todos los regímenes. Además, llevan bomba de agua eléctrica y otras medidas para disminuir rozamientos.

También se ha desarrollado una nueva caja de cambios automática de 8 relaciones que tiene mucho que ver con la consecución de los excelentes consumos. Como demostración, y hablando del nuevo motor D4 Drive-E diésel de 181 CV, el anterior D4 consumía 4,3 litros, mientras que para el nuevo Drive-E se anuncia un consumo de 3,8 litros y sólo 99 gramos de emisiones de CO2.

Cualquiera de las derivaciones Drive-E está también preparada para trabajar en un futuro junto a un motor eléctrico.

La próxima introducción de estos motores se va a realizar sobre los V40 y V40 Cross Country. El motor D4 proporcionará 190 CV, con 440 Nm de par. Con la una caja de cambios manual consigue unos consumos de 3,3 litros y 85 gramos de CO2/km. Estas versiones del V40 con motores Drive-E emplearán el propulsor de gasolina T5 con 245 CV y la caja de cambios automática de 8 relaciones, para el que se anuncia un consumo de 5, 8 litros. Sólo deberemos esperar a mayo de este año, para que en todas las gamas de vehículos de Volvo podamos encontrar versiones animadas por esta familia de eficientes motores.

Síguenos en twitter: @marcamotor / @minfofrancis
Hazte fan de Marca motor en facebook

2 comentarios

aliq

#1 01.abr.2014 | 16:37

Su precio, ... !!!! entonces para qué ahorrar combustible, es un coche 'ecológico', y como casi todos caros, es rentable, pues hoy día no! Aparte un familiar y miremos la capacidad del maletero por culpa de las baterías... Del Volvo V60 casi ni me molesto en comentar, ya que la noticia lo que vende es el vehículo híbrido.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

treceruedelpercebe

#2 02.abr.2014 | 22:33

Volvo somos, y hechos volvo nos hemos ...

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Volvo V60 Plug-in Hybrid

Volvo V60 Plug-in Hybrid

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies | Contacto

Un web de MARCA.com