Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 9 de octubre de 2013 - 14:24h.

Desde 190 hasta 486 caballos

A volante del Jeep Grand Cherokee, el octavo de caballería

Este todoterreno de lujo se vuelve más tecnológico y, sobre todo, estrena un cambio automático de ocho marchas que le hace mucho bien. Sus aptitudes camperas siguen siendo sobresalientes. El precio parte de los 48.900 euros.

FÉLIX CEREZO

Heredero de aquel primer Wagoner que puso el campo a los pies del lujo, el Grand Cherokee ha sido un coche decisivo en la marcha de Jeep. Presentado en 1992, desde entonces se han vendido 4,8 millones de unidades en todo el mundo, haciendo de él uno de los baluartes de la compañía en términos de volumen y de rentabilidad. También en España, donde años atrás -y con una competencia mucho más reducida, cierto- se convirtió en uno de los automóviles preferidos entre aquellos que querían dejar claro su elevado estatus.

[foto de la noticia]

Jeep Grand Cherokee

Hoy las cosas han cambiado sustancialmente. No tanto a nivel mundial, un escenario en el que la marca americana ha visto cómo sus ventas crecían un 100% en cerca de tres años hasta alcanzar un récord de más de 700.000 unidades en 2012. Pero en Europa y particularmente España, los coches de esta categoría han perdido gran parte de su pegada por cuestiones sociales y económicas. De modo que, en todo un año completo, Jeep espera vender unas 500 unidades en nuestro país de la recién llegada nueva generación del Grand Cherokee. Ya en los concesionarios, el precio con promociones parte de los 49.800 euros.

Al ‘buque insignia’ de la marca se le ha dado un discreto lavado de cara donde destaca la nueva parrilla con las siete tradicionales lamas ahora más cortas, los faros delanteros bi-xenón de serie (direccionales según acabados) y también se ha cambiado el paragolpes. En la trasera hay nuevos pilotos y spoiler. En la variante de altas prestaciones SRT, la carrocería está mucho más trabajada y cuenta con elementos específicos, como el difusor de aire trasero o el enorme faldón delantero.

En cuanto al interior, destaca el renovado volante, la pantalla TFT de siete pulgadas colocada entre los relojes de la instrumentación y configurable por el conductor, o la de 8,4 pulgadas táctil que ocupa toda la parte superior del salpicadero para gestionar los sistemas de comunicación, sonido y conectividad. También se han mejorado los tapizados. En este punto, aunque el Grand Cherokee ofrece una atmósfera muy cuidada y lujosa, hay que admitir que las calidades de algunos plásticos o su presencia no están a la altura de los rivales alemanes.

Un cambio automático muy positivo
En todo caso, el peso de la renovación está en la parte mecánica y especialmente en la caja automática de ocho relaciones (cinco antes) firmada por ZF y que se puede gestionar mediante levas en el volante. Viene de serie en todas las versiones y al menos sobre la diésel de 250 caballos que pudimos conducir, tantas relaciones facilitan un escalonamiento idóneo entre ellas. El ahorro en cuanto a consumo, emisiones o ruido era obvio y llega al 10% en la mecánica citada. Sólo tenemos la referencia de la computadora de a bordo que, tras unos 100 kilómetros de recorrido por ciudad, autovía, carretera secundaria y, la gran mayoría, por autopista de peaje (con un crucero de 140-150 km/h), marcaba una media de 11,5 litros. Una cifra elevada, pero no descabellada.

[foto de la noticia]

Jeep Grand Cherokee

En concreto, el Grand Cherokee se puede pedir con cinco motores, algunos sólo con determinados acabados. Se trata de dos bloques diésel V6 de tres litros con 190 y 250 caballos; otro V6 gasolina de 3.6 litros con 286 caballos y luego dos V8 con este combustible. Son un 5.7 de 352 caballos y otro todavía más gordo, en este caso con 6.4 litros y 468 caballos. Es la mecánica reservada para el SRT.

Uno de los aspectos más destacables del coche es la gran capacidad off road que demuestra, como no podía ser de otra manera en un modelo de la marca. Así, todos los modelos vienen con el sistema Select Terrain que adapta la dinámica del coche según cinco modalidades (auto, nieve, barro, arenas y roca) y la tracción total con reductora, que puede ser la denominada Quadra Track o Quadra Drive. Además, con esta segunda viene asociada la suspensión neumática, también con cinco alturas diferentes hasta alcanzar un máximo de 27 centímetros libres respecto al suelo.

De hecho, la toma de contacto incluyó también pruebas por distintos circuitos 4x4 con un grado de dificultad de medio a bajo pero representativos del tipo de terrenos por el que se meterá el 99% de los clientes. Y eso que dentro de Jeep, los conductores que usan el coche por campo de forma frecuente doblan a la media del segmento (entre un 7% y un 8%).

[foto de la noticia]

Jeep Grand Cherokee

Cuatro acabados disponibles
La gama se compone de cuatro acabados: Laredo, Limited, Overland y Summit. Este último es nuevo en la oferta y vendría a ser un Overland con un toque más deportivo, cuestión esta que lleva al extremo el bestial SRT. Según versiones, el equipamiento de seguridad puede contar como elementos más novedosos con detección de ángulo muerto por señalización acústica y visual, control de crucero adaptativo, aviso de colisión frontal con inicio de la frenada y cámara de visión trasera, entre otros.

La horquilla de precios va desde los 51.900 a los 75.500 euros, si bien se establecen promociones que dejan este rango entre 48.000 y 71.000 euros, además de otras más ventajosas para quienes además entreguen vehículo a cambio y, sobre todo, para antiguos clientes de la marca. Además, la marca ofrece dos años sin intereses en las operaciones financiadas como mínimo a 35.000 euros.

Tras el lanzamiento del Grand Cherokee, Jeep dará un nuevo impulso a su gama con la aparición en noviembre del nuevo Cherokee, que llega en noviembre con una estética revolucionaria y, por primera vez, posibilidad de tracción 4x2. Su venta arrancará con la variante de cambio manual. Y justo un año después, la marca se estrenará con un modelo más pequeño que atacará la parte más caliente del segmento de los todocamino, con un coche ubicado entre las categorías B y C. Entre medias, seguirá estirando la fórmula de series limitadas o aniversario del rocoso Wrangler que tan buena acogida están teniendo.

6 comentarios

ElGranAyrtonSenna

#1 07.oct.2013 | 15:41

Ahora todos los todoterreno se Evoque-izan, cada uno a su modo, pero la premisa es imitar la fórmula del éxito.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

*zidane*

#2 07.oct.2013 | 17:35

#1 no se donde ves el parecido con el Evoque, no será en el tamaño porque este es un bicho de cuidado. Creo que el Evoque juega en la liga de los q5, x1. Esto es la liga de los mayores

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

MuscleCar

#3 07.oct.2013 | 20:43

Me lo compraría si fuera una madre que va a recoger a sus hijos al cole. Madre mía, se hacen llamar todoterrenos y no valen ni para meterlos por pista.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

Gueropaaa

#4 08.oct.2013 | 13:38

#2 De acuerdo contigo en que este juega en una liga superior al Evoque, pero creo que el q5 también juega en una liga superior al x1. Es una opinión eh, nada de datos contrastados, pero el Q5 no iria con el x3 y GLK, y el X1 con el Q3 y el futuro GLA? Saludos

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

aliq

#6 09.oct.2013 | 13:07

Cada SUV que sale ya es a imagen y semejanza del Evoque no? o sé donde veis las similitudes .. en fin...A mí la trasera de éste me recuerda más bien al Freemont...sosa como ella misma...cuadradín, aunque robusto... creo que hay opciones mejores. Ahora mismo donde se ponga un Land Cruiser o Range... Creo que se comen literalmente a éste.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Jeep Grand Cherokee

Jeep Grand Cherokee

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com