Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Viernes, 26 de julio de 2013 - 09:59h.

Al volante

Audi RS7 Sportback, seduce por fuera y enamora por dentro

En octubre saldrá a la venta la versión más deportiva del A7. La agresividad del diseño exterior se completa con un exclusivo interior y con el maravilloso motor V8 turbo de 560 CV.

· Fotogalería del Audi RS7 Sportback

Joaquim Oliveira - La Sarthe (Francia)

Potencia sin igual, marcada exclusividad, espíritu deportivo, agresividad exterior y grandes dimensiones para hacer de este RS7 un arma de seducción masiva. Y no solo por ese aspecto deportivo que enamora a simple vista, sino porque su interior esconde, además de un diseño que cuida hasta el más mínimo detalle, unas prestaciones que más de un deportivo querría para sí mismo.

[foto de la noticia]

Motor V8 turbo de 560 CV

Hablar del motor del RS7 es hablar del motor más potente de la gama Audi, pues este maravilloso V8 4.0 TFSI de 560 CV con doble turbo supera los 550 CV del R8. Así, con este potencial, derriba cualquier expectativa creada de antemano con un nivel de aceleración brutal. Los 100 km/h es capaz de alcanzarlos en tan solo 3,9 segundos (el registro que lucía el mítico Ferrari F40) y puede llegar hasta los 305 km/h de velocidad máxima, aunque superar los 250 km/h autorizados de serie supone un coste extra.

Y para sacarle el máximo partido, un cambio automático con convertidor de par de ocho marchas que puede ser utilizado en modo normal (D) o más deportivo (S), con la palanca selectora en la posición manual o aún de modo manual-secuencial a través de las levas en la parte posterior del volante.

Nuestras impresiones al volante del RS7 las sacamos rodando en el circuito de La Sarthe durante el fin de semana de las 24 Horas de Le Mans. El trazado francés fue el escenario en el que, en un límite de 2 horas, quedaron probados todos los modos de conducción. La recomendación es usar los modos que vienen predefinidos de fábrica (confort, automático y dinámico) e incluso un modo automático que utiliza los sensores del vehículo para variar los ajustes dependiendo del tipo de carretera y de conducción. Sin embargo, para los más expertos conductores aparece el sistema Drive Select, que permite ajustar personalmente la respuesta del acelerador, dirección, relaciones de transmisión y ajustes de suspensión.

[foto de la noticia]

Interior del RS7

Por mucho que se elija un modo u otro, la potencia que se siente al pisar el acelerador es igual para todos. Toda aceleración que se hace por encima de las 1.800 rpm se traduce en un delicioso empujón en la espalda que te tira contra el asiento y parece no terminar nunca. No es para menos, pues la 'recta de par' se mantiene en 700 Nm hasta las 5.500 rpm, sin palabras. Y por debajo de las 1.800 rpm tampoco se echa en falta capacidad de respuesta, pues la transmisión de ocho velocidades reduce de inmediato de una a tres relaciones y la sensación de potencia sigue rayando a gran altura.

En cuanto al chasis, hay que destacar la dirección de asistencia eléctrica y desmultiplicación variable, así como la suspensión neumática de altura que se puede variar en función del estilo de conducción y el tipo de carretera. Aunque hay otra opción para la suspensión, pues se puede optar por una de ajuste deportivo con control de balanceo dinámico.

Otro punto a realzar del RS7 es el reparto del par, que se hace por medio de un diferencial central muy ligero capaz de enviar hasta un 85% de par a las ruedas traseras. Mientras que la dirección puede contar con un software específico para facilitar la trayectoria en las curvas más atrevidas. Aunque pocas veces hace falta esta ayuda, pues el sensacional funcionamiento global del vehículo le hace ir sobre raíles a no ser que se prescinda de la tracción trasera para buscar un punto mayor de diversión. Aquí también entra en juego la pérdida de peso, pues el V8 más ligero que el anterior V10 y los aluminios de la carrocería favorecen el rendimiento tan sobresaliente de este RS7.

[foto de la noticia]

Audi RS7 Sportback

Y a todas estas maravillas de ingeniería hay que unir los detalles de un diseño en el que no solo brilla la extraordinaria carrocería con acabados en fibra de carbono. En el interior del habitáculo destacan aspectos tan deportivos como el volante aplanado, el logo 'RS7' tridimensional en la instrumentación y el avisador luminoso que salta cuando el motor se acerca a sus máximos niveles de giro, imitando la tecnología de un F1 . Sin olvidarnos de un salpicadero de altísima calidad, con su conocida pantalla elevada para tener a mano el control de todo lo relativo a información y entretenimiento, así como la consola central entre los asientos de piel con apoyo lateral reforzado.

En fin, que la deportividad que desprende esta versión RS7 se nota a simple vista, se confirma en cuanto accedes a su interior y se ratifica nada más pisar el acelerador. Una máquina infernal de 560 CV que si no fuera por sus amplias dimensiones, estaría a la altura del 911. Pero aquí, en su tamaño, reside la ventaja añadida de un interior increíblemente práctico. No en vano, puede asegurar la comodidad de dos pasajeros de 1,80 en los asientos individuales traseros y en cuestiones de equipaje supera al Porsche Panamera y se iguala con el Mercedes CLS gracias a un volumen de carga de 535 litros. Una funcionalidad que hace de este diabólico vehículo una opción de compra racional... siempre que se tengan 136.850¤ en el bolsillo y no se encuentren reparos en llenar habitualmente el depósito, pues los 9,8 l/100 km que se anuncian de fábrica se quedan lejos de la realidad.

14 comentarios

Gueropaaa

#11 29.jul.2013 | 13:05

#9 y #10, estoy de acuerdo con vosotros en lo de las diferencias de precio entre países, y pensaba igual que vosotros, hasta que un hace poco, alguien que es directivo en marketing de AUDI me explico algo que yo voy a intentar explicar. Cuando una marca saca un producto que quiere que sea exclusivo, le pone un precio alto para que efectivamente lo sea. Asi por ejemplo, en España, donde las tres marcas premium venden muy bien sus coches, se fijan unos precios muy altos para estos modelos para que sean "exclusivos", sin embargo, en EEUUm donde la mayoría de la gente conduce coches nacionales porque ellos tienen un amor patrio por sus prodcuctos enormes, estas marcas ajustan sus precios para intentar atraer a compradores. Pasa lo mismo con las firmas de moda, ¿Por qué Loewe por ejemplo es mucho más caro en Italia que en España? porque tienen que subirle el precio para que sea "exclusivo". Espero haberme explicado bien. Un saludo

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

*zidane*

#12 29.jul.2013 | 16:13

#11 no tiene mucha logica, que en la propia Alemania sea mas caro que en EEUU. Si te vas a marcas de ropa, en EEUU las marcas de alli son mucho mas baratas que en cualquier otro sitio por ponerte un ejemplo. En EEUU, las marcas premium europeas son super exclusivas, tener un BMW o un AUDI es de gente con pasta. La diferencia es que alli los precios del resto de Marcas no estan inflados como aqui . Por lo que aqui te cuesta un megane por ejemplo, allí tienes un camaro o un charger con 400 cv de potencia.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

Gueropaaa

#13 29.jul.2013 | 16:54

#12 Estoy totalmente de acuerdo contigo en que no tiene lógica, pero es así. Ya se que en EEUU tener un coche premium europeo es de gente con pasta, pero también es de "gente con mundo", gente que vive en las grandes ciudades y sabe que es un coche europeo premium, por que en EEUU la mayoría de la gente se contenta contenta con tener un coche grande y cómodo, y a ser posible con un motor enorme, aunque la mayoría de ellos son en el fondo una "basura de coches" a nivel tecnológico y de seguridad, y esa es en parte la razón por la que sus coches son más baratos, además de por temas como los impuestos que se pagan en Europa, y que son mucho más altos que en EEUU.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Audi RS7 Sportback

Audi RS7 Sportback

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com