Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 26 de junio de 2013 - 11:49h.

Se pondrá a la venta a finales de julio desde 71.430 euros

Al volante del Maserati Ghibli en Italia: un lujo más accesible

Viajamos a Siena para conducir por primera vez la nueva berlina de Maserati, con la que pretende captar un nuevo perfil de clientes en el mercado.

· Fotogalería del Maserati Ghibli

JAIME HERNÁNDEZ. SIENA (ITALIA)

[foto de la noticia]

Maserati Ghibli

Se puede decir que el nuevo Ghibli es un Quattroporte a escala, pues su diseño es muy similar y parte de una base común, con el mismo esquema de suspensiones y varios órganos mecánicos compartidos, incluyendo un motor. Es 29,1 centímetros más corto que su hermano mayor y su distancia entre ejes se ha reducido 173 milímetros, lo que supone que, en las versiones equivalentes, el peso disminuye alrededor de 50 kilos. Esto se traduce en una agilidad y deportividad superiores, pero lo más importante es que su precio también estará bastante por debajo y permitirá captar nuevos clientes, para quienes el modelo estrella es inalcanzable. La versión más barata costará 71.430 euros, mientras que la más cara estará en 97.000.

El nuevo Maserati llegará a los concesionarios españoles a finales de julio y en su punto de mira están no sólo el Audi A6, el BMW Serie 5 y el Mercedes Clase E, sino también sus derivados con carrocería coupé, es decir, el BMW 6 Gran Coupé, el Audi A7 y el Mercedes CLS.

La otra gran novedad asociada al Ghibli es la introducción de un motor diésel, un hecho insólito en este fabricante de deportivos que, como hicieron antes algunos competidores, se ha rendido a la fuerte demanda de este tipo de mecánicas en los mercados europeos. Eso sí, ha realizado un gran esfuerzo en la puesta a punto de su nuevo propulsor de gasóleo, que toma como base un V6 del Grupo Fiat, para conseguir un rendimiento y una sonoridad acordes con lo que un comprador de la marca exige. La obsesión por afinar la acústica ha llevado a sus ingenieros a colocar dos actuadores en el escape, para camuflar el clásico traqueteo del diésel y buscar una rumorosidad más típica de un deportivo. A pesar de que en frío y al ralentí se puede adivinar su procedencia, cuando aceleramos los tonos graves son agradables y nos hacen olvidar el combustible empleado. En el modo sport los resultados logrados son aún más evidentes.

[foto de la noticia]

Maserati Ghibli

También en prestaciones se ha hecho un buen trabajo para extraer 275 caballos de potencia de este bloque de 3 litros, que está equipado con inyección directa y un turbocompresor de geometría variable. Además, el motor tiene mucha fuerza desde bajas revoluciones, con 600 Nm de par máximo, disponible a partir de las 2.000 vueltas. Estas cifras permiten que el Ghibli Diésel acelere de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcance una velocidad máxima de 250 km/h, todo ello con un consumo medio de sólo 5,9 litros por cada 100 kilómetros, que equivalen a unas emisiones de CO2 de 158 g/km. Este motor también es el primero de Maserati en incorporar la tecnología Start-Stop.

Junto al diésel se ofrece un motor V6 de gasolina con dos variantes de potencia, 330 y 410 caballos. Es un propulsor nuevo, con un rendimiento sobresaliente, en especial en la versión más evolucionada, desarrollado conjuntamente con Ferrari, que lo fabrica en su planta de Maranello.

En todos los casos la caja de cambios es una ZF automática de ocho velocidades, suave y rápida en su funcionamiento, que se puede manejar de forma manual a través de dos grandes levas fijas en la columna de la dirección. También es común el diferencial autoblocante mecánico, un elemento que no emplea ningún coche de este perfil, pues recurren a diferenciales electrónicos, en caso de disponer de él.

[foto de la noticia]

Maserati Ghibli

El Ghibli más caro de la gama, el S Q4, va equipado con el motor de 410 CV y un sistema de tracción a las cuatro ruedas, que funciona a través de un embrague húmedo multidisco controlado electrónicamente. En condiciones normales todo el par va al eje posterior y sólo cuando es necesario transfiere parte de la potencia al tren delantero, para mejorar el comportamiento en curvas o terreno deslizante.

El interior del Ghibli mantiene el lujo y elegancia del Quattroporte, pero con un aspecto más juvenil y deportivo. Emplea materiales de gran calidad y dispone de una amplia oferta de personalización, entre la que encontramos hasta 19 colores diferentes para el habitáculo. Una de las opciones más exclusivas es el equipo de sonido Bowers & Wilkins, que hará las delicias de los melómanos con un amplificador de 1.280 wattios y 15 altavoces perfectamente distribuidos, algunos de ellos hechos con kevlar y fibra de carbono.

En cuanto a espacio, las plazas traseras permiten que dos adultos se acomoden con suficiente comodidad y el maletero es grande y, sobre todo, profundo, con un cubicaje de 500 litros.

12 comentarios

Antonio Millan millan1984

#11 28.jun.2013 | 11:24

pues yo lo veo muy bonito, y como tiene que sonar ese motor de gasolina..aunque sea el "pequeño", con ese dinero me gustan mucho el lexus is f, el cadillac cts.. y otros muchos, pero la verdad que este podría ser un serio candidato siempre y cuando pudiera permitirmelo

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

aliq

#12 28.jun.2013 | 12:21

Claro que me gusta... aunque recomendaría a la marca no bajar más de segmento....no me gustaría ver una locura del tridente... Ahora bien....si pretendía arrebatar ventas a los ya conocidos Premium, véase, A6, Serie 5, GS, XF etc,... dudo que cumpla su objetivo,...arranca desde un precio elevadísimo, casi duplicando las versiones de acceso de éstos-.-- Y claramente un A8, XJ, S...son más coche que éste...

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Maserati Ghibli

Maserati Ghibli

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com