Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Jueves, 6 de septiembre de 2012 - 15:48h.

PENÚLTIMA ETAPA DE LA VUELTA

Escartín sube con un Skoda Yeti hasta La Bola del Mundo

El ex ciclista aragonés prueba el todocamino checo hasta la cumbre de una de las etapas más duras de La Vuelta.

· Fotogalería de la subida de Escartín a la Bola del Mundo

CARLOS ESPINOSA/SEGOVIA

La subida a La Bola del Mundo pasa por ser una de las más duras de la presente Vuelta a España. Los tres últimos kilómetros, con tramos de hasta el 20% (la media es del 11%) y cemento irregular en lugar de asfalto, son un difícil reto para cualquiera. No lo es, sin embargo, para el Skoda Yeti con tracción 4x4 ni para el ex ciclista Fernando Escartín, con el que hemos quedado para recorrer la penúltima etapa de la ronda hispana.

[foto de la noticia]

La pendiente hasta La Bola del Mundo supera en algunas ocasiones el 20% de desnivel

Desde el Club de Golf de la Faisanera (Segovia), lugar de la salida, afrontamos una auténtica etapa ‘rompepiernas’. El puerto de Canencia (2ª categoría) nos espera entre curvas por las que el todocamino, con Escartín al volante, se desenvuelve con soltura: «conozco bien este motor. Tiene mucha respuesta y su consumo es muy moderado para un coche de este tipo», reconoce.

Es el anticipo de retos todavía más exigentes. Primero el puerto de Navafría y luego las subidas a Morcuera y Cotos, todas ellas de primera categoría y en la que escaladores, como lo era Fernando y como lo es el Yeti, deben marcar las diferencias. Es el momento en que el segundo clasificado de la ronda hispana en 1997 y 1998 comienza a adaptarse a un modelo que le convence. «Me parece que está bien diseñado y que por dentro resulta muy práctico. Además, se ve que ofrece amplitud, fiabilidad y seguridad, y esto viene muy bien en La Vuelta porque a veces hacemos descensos muy rápidos delante de los ciclistas».

Pero todavía queda el durísimo tramo final hasta La Bola del Mundo, en el límite entre las provincias de Segovia y Madrid. El estrecho camino y las malas condiciones de la estrecha franja de cemento que conduce a la cumbre no son un problema para la agilidad y la capacidad de tracción del Skoda. «Ha sido fácil» dice Escartín para resumir su experiencia al volante.

Ya fuera del coche, le preguntamos la razón por la que Skoda es el coche oficial de La Vuelta a España: «necesitamos coches seguros, confortables y que den una buena imagen, porque que en algunas ocasiones tenemos que llevar a los invitados. Todo eso nos lo ofrece Skoda, así que estamos muy satisfechos con sus coches».

ASÍ ES LA PENÚLTIMA ETAPA DE LA VUELTA

Síguenos en twitter: @marcamotor
Hazte fan de Marca motor en facebook

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

SÍGUENOS EN

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com