Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Viernes, 25 de mayo de 2012 - 11:12h.

A LA VENTA DESDE 141.245 EUROS

Maserati GranTurismo Sport: aperitivo de una nueva era

Maserati quiere ser más grande y accesible. Por ello fabricará un SUV y una berlina. Mientras tanto, sigue renovando su gama... ¿El último? El GranTurismo Sport.
Fotogalería del Maserati GranTurismo Sport

JOSÉ LUIS CANO. MÓDENA (ITALIA)

En Maserati no pueden ocultar su sonrisa. Al pequeño fabricante italiano las cosas no le van nada mal. En los últimos meses las ventas no han dejado de crecer y lo mismo ha ocurrido con sus ingresos, que siguen una línea ascendente gracias a la buena acogida de mercados como Estados Unidos y China.

No obstante, lejos de conformarse con estos buenos resultados, en Maserati aspiran a más. A mucho más incluso. Es por ello por lo que la firma transalpina está punto de reinventarse. En Módena –ciudad italiana donde se encuentra la sede y la fábrica- los directivos están ultimando todos los detalles para convertir al pequeño fabricante, en una marca con un volumen considerable. En concreto, hablamos de pasar de las 6.000 unidades vendidas en 2011 a las cerca de 50.000 estimadas en 2015.

Maserati GranTurismo Sport: aperitivo de una nueva era

¿Y cómo lo harán? Pues introduciendo nuevos e importantes modelos en su gama. Hablamos del nuevo SUV que llegará a finales de 2013 –conocido hasta ahora como Kubang y del que todavía no se sabe el nombre definitivo- y una nueva berlina del segmento E –que rivalizará con el BMW Serie 5 y Mercedes Clase E, entre otros-. Asimismo, a todo ello hay que sumar una nueva generación del Quattroporte y, también, la introducción de unas mecánicas con cilindradas más racionales, además de propulsores diésel.

Por último, a la planta de Módena, que ahora mismo funciona al 100% de rendimiento y en la que los 130 trabajadores fabrican cerca de 6.000 coches al año en un único turno, se sumarán nuevos centros de producción. Se trataría de la planta adquirida por el grupo Fiat a Bertone –donde se haría el nuevo Quattroporte- y de otra nueva factoría en Estados Unidos –destinada al futuro SUV-, fruto de la alianza con Chrysler y Jeep.

No obstante y hasta que llegue esta nueva etapa Maserati quiere seguir protagonizando la industria de la automoción. De ahí que, como si de un goteo constante se tratara, presenta novedad tras novedad. En este caso, la última innovación -que hemos tenido la oportunidad de probar por los alrededores de Módena y Bolonia- ha sido el GranTurismo Sport.

¿Y qué tiene de nuevo? Bueno lo primero que hay que señalar es que Maserati ha querido simplificar la gama del GranTurismo, pasando de cuatro variantes a sólo tres. Y aquí es donde toma protagonismo el GranTurismo Sport, ya que viene a sustituir al Gran Turismo S y al Gran Turismo S Automático.

Junto al Sport, Maserati, por tanto, sigue comercializando el GranTurismo convencional y el más deportivo, el MC Stradale. En total, tres versiones de las que Maserati vende alrededor de 2.706 unidades al año, prácticamente la mitad de toda la producción de la firma italiana.

Al volante

Lo primero que llama la atención cuando nos acercamos al nuevo GranTurismo Sport es su estética. De hecho, si por algo destaca el GranTurismo Sport es por su cuidado diseño italiano. Una particularidad que ahora queda más patente con la introducción de una nueva parrilla inspirada en el look del MC Stradale, nuevas ópticas con luces de día mediante diodos de leds y el nuevo color azul ‘Blu Sofisticato’.

No obstante, lo que verdaderamente nos atrapa de este modelo es cuando giramos la llave. Un momento en el que el motor Ferrari, con 4,7 litros y 460 caballos -20 CV más-, realiza un increíble primer bramido del que todavía nos acordamos.

Maserati GranTurismo Sport: aperitivo de una nueva era

Un sonido que todavía está más presente cuando presionamos el botón Sport en el centro del salpicadero. Una vez que pulsamos esta tecla apreciamos que la dirección se endurece y se vuelve más precisa, que la respuesta del acelerador es más inmediata y que el motor aún ruge más. De hecho, si con algo nos quedamos de esta presentación ha sido con el rugido del motor, una música celestial que no sólo nos ha enamorado a nosotros, sino que además dejaba a todos los habitantes de los pueblos de los alrededores de Módena –policía incluida- con la boca abierta.

Junto al sonido, el GranTurismo Sport presento, además, un comportamiento excepcional. Durante la ruta de alrededor de 300 kilómetros por carreteras y autopistas italianas el vehículo presentó un dinamismo increíble. Unas buenas maneras que dejaban sentir sobre todo en la alta velocidad en el paso por curva. Y es que si por algo destaca este Maserati es por el agarre que tiene. No importa lo cerrado que sea el viraje, una vez que realizas la trazada con la mente y la continúas con el volante, el GranTurismo Sport obedece con suma fidelidad y nobleza.

Además, las suspensiones presentan un excelente equilibrio. En ningún momento el coche balancea –lo que impide que nos mareemos incluso yendo a buen ritmo como copiloto- y, al mismo tiempo, no son incómodas.

Quizás, en este sentido, lo único que se echa de menos es algo más de entrega de potencia a revoluciones más bajas. Y es que si bien es verdad que el motor Ferrari de 460 CV es espectacular, también hay que señalar que la mayor entrega de potencia se aprecia entre las 5.000 y las 7.000 vueltas.

Esto hace que en muchas curvas cerradas y lentas, circulando –por ejemplo- en segunda velocidad, a la hora de pisar el acelerador a fondo la respuesta fuera buena, aunque no tan brutal como esperábamos en un coche de esa potencia. No obstante, esto también tiene una doble lectura. Y es que esa progresividad a la hora de entregar la potencia, también permitía que el coche en ningún momento perdiera la compostura, ya que toda la potencia se transmitía a las ruedas justo cuando éstas –con medidas 285/35 ZR 20- ya estaban completamente rectas.

En cuanto a la caja de cambios, durante la presentación tuvimos la oportunidad de conducir las dos versiones: la caja automática de seis marchas desarrollada por ZF y el cambio automático secuencial Cambiocorsa. La principal diferencia es que, mientras que en el cambio automático disponemos de una palanca de cambios que puede estar en modo automático o bien en modo secuencial, con el Cambiocorsa únicamente tendremos dos botones. Un botón con el número 1 y otro botón con la R de marcha atrás.

No obstante, si bien es verdad que ambas cajas permiten seleccionar las marchas mediante unas levas situadas en el volante, a nosotros nos gustó más el funcionamiento del Cambiocorsa, ya que permitía bajar subir marchas con mayor rapidez y decisión, lo que se traducía en un mejor comportamiento. En este sentido desde Maserati nos comentan que el cambio elegido por la mayoría de sus clientes es la versión automática.

Por último y respecto a los precios, el nuevo Maserati GranTurismo está ya a la venta con un precio inicial de 141.245 euros para la versión con caja automática y de 147.384 euros para la versión con Cambiocorsa.

En definitiva, un buen número de cambios que suponen sólo un aperitivo de lo que está por venir: una nueva Maserati más grande, pero también más accesible.

Maserati GranTurismo Sport: aperitivo de una nueva era

Síguenos en twitter: @marcamotor / @Canete76
Hazte fan de Marca motor en facebook

4 comentarios

samnmax

#1 28.may.2012 | 10:09

No esta mal, igual me compro un par

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

campesebaba

#2 28.may.2012 | 10:21

Espectacular, la clase personificada ,Maserati ,il tridente.sofisticacion completa

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

djnach7

#3 28.may.2012 | 21:09

no se si comprarmelo en azul o en blanco

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

artiha

#4 29.may.2012 | 07:49

#3, pues yo en rosa con rayas blancas a lo Starky y Hutch.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com