Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Lunes, 30 de abril de 2012 - 17:38h.

EN UNA VARIANTE DEL CIRCUITO DE SILVERSTONE

Al volante de los Nissan más radicales: GT-R y Juke-R

Viajamos a Silverstone para realizar pruebas bajo lluvia con las versiones más deportivas de la marca japonesa. Además, descubrimos el espectacular prototipo Nissan Leaf Nismo RC.

FRANCISCO JOSÉ FERNÁNDEZ. SILVERSTONE

Nissan GT-R

Nissan GT-R

Nissan permitió realizar una breve pero interesante toma de contacto en una variante corta del circuito de Silverstone, a los mandos de dos de los vehículos más impactantes de la marca: el GT-R con el que se imparten cursos en la GT Academy, y en una unidad del espectacular  'concentrado' Nissan Juke R, que utiliza motor, suspensiones y transmisión integral del GT-R, ajustadas al pequeño tamaño del Juke, y en el que han tenido que modificar su carrocería, construyendo así un verdadero coche de competición.

Silverstone, aunque sea una variante corta, es un circuito especial y si llueve las cosas se complican aún más. El corto trazado incluía por lo menos la larga recta, con la técnica curva de entrada en meta, más exigente aún teniendo en cuenta el aguacero durante las tres sesiones realizadas, dos con el GT-R y una con el Juke-R.

Sobre el GT-R de serie de la escuela, pudimos tener la primera toma de contacto. Con la pista encharcada pero sin lluvia, desde el asiento izquierdo las cosas fueron muy bien. Sin apurar en la recta por problemas de aquaplaning, el GT-R mostró su enorme capacidad de aceleración y su buena tracción incluso en situaciones de pista tan cambiantes.

Nissan Juke-R

Nissan Juke-R

Después las cosas no fueron tan fáciles por la poca experiencia en el trazado, la lluvia persistente y el hecho de que la segunda tanda la realizamos con un coche con el volante a la derecha. Este detalle tiene en este trazado un hándicap adicional, al ser las curvas casi todas hacia la derecha, y disponer de muy poca visibilidad para controlar los trazados. Sin embargo, el monitor que iba sentado a nuestro lado no tuvo que presionar en ningún momento sobre el pedal de freno con el que contaba. Vaya, como en un coche de autoescuela, pero con 550 CV.

Nissan Juke-R

Nissan Juke-R

De otro lado, el Juke-R demostró su diferente personalidad. No se trata de un coche ligero, ya que pesa algo más que el GT-R, y además proporciona algo menos de potencia, 485 CV frente a los 550 del Gran Turismo R, que hace sin duda honor a su nombre. Sin embargo, el Juke-R es un coche prácticamente de carreras. En su interior cambian poco las cosas, manteniendo el salpicadero original y los asientos traseros, dando paso delante a unos backet convencionales y a cinturones de arnés, incorporando también la obligatoria jaula de seguridad.

El Juke-R, totalmente diferente al GT-R, se muestra como un vehículo confortable y de refinado dinamismo. Por fuera impone por sus enormes elementos aerodinámicos realizados en fibra de carbono y la altura se sitúa a escasos 115 mm al suelo. Además, se ha calzado con los mismos equipos de ruedas que el GT-R, con el que comparte también suspensiones, motor y sistema de tracción integral. Los enormes pasos de rueda para dar cabida a los neumáticos de 255/40 delante y 285/35 detrás, montados en llantas de 20 pulgadas, producen un efecto de poder y agresividad muy marcados.

También rodando en agua, aunque sin charcos en el trazado, la agilidad del coche es proverbial. Le encantan los cambios de dirección, y en curva rápida muestra un enorme aplomo. No llega a ser el del GT-R por las diferentes distancia entre ejes, pero lo que no hace la batalla, lo consiguen los tarados de suspensión.

También con el volante a la derecha, el Juke-R dificultaba aún más la llegada al ápice de las curvas y los mejores trazados, pero en general, ha mostrado unas enormes posibilidades, aunque según sus responsables, el futuro de este vehículo es de momento una incógnita.

Nissan Leaf Nismo RC

Nissan Leaf Nismo RC

Nissan aún guardaba una sorpresa, se trata del Nissan Leaf Nismo RC, vehículo que acelera en 6,85 y utiliza un equipo de baterías compuesto por 48 módulos que alimentan un motor de 80 KW de potencia. De este vehículo, lo que más impresiona son sus aceleraciones y ver que el piloto en vez de acelerador tiene parciamente un interruptor  On-Off, sin posibilidades intermedias. Con ello, y pese al estado de la pista llegó a alcanzar en la recta 150 km/h.

Aunque no lo pudimos conducir, ir en el asiento del copiloto no impidió sentir una enorme cantidad de sensaciones y de hecho, entrar en el resulta todo un ejercicio de mucha agilidad. Una vez dentro, y en el momento de arranque, lo que más llama la atención es la ausencia de ruido de motor. Suena la rodadura, las piedras que despiden los neumáticos de competición Bridgestone y que impactan contra el chasis, y llama la atención  la ausencia total de cualquier balanceo, pero el sonido del motor se convierte en un suave zumbido que muchas veces desaparece bajo el nivel del resto de sonidos que escuchamos.

Nissan GT-R

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com