Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 29 de febrero de 2012 - 13:48h.

DESDE 33.030 EUROS

Volkswagen Passat Alltrack: un todocamino con cuerpo de berlina

Con una mayor altura libre al suelo, los bajos carenados y un programa off-road específico, el Passat Alltrack es una excelente alternativa para todo aquel que busca un vehículo con la capacidad de un todocamino y la carrocería de una berlina familiar.

· Fotogalería del Volkswagen Passat Alltrack

JOSÉ LUIS CANO. ELLMAU (AUSTRIA)

En gran parte de los países de Europa los vehículos familiares tienen una gran aceptación. Además, son muchos los clientes que solicitan que su ‘station wagon’ incorpore, además, la tracción integral.

Por este motivo en Volkswagen han decidido lanzar el Passat Alltrack, un modelo que cumple con ambos requisitos: sólo está disponible con carrocería familiar y, además, la mayoría de las versiones cuenta con tracción total.

De hecho, es tal la apuesta que Volkswagen ha realizado por el Alltrack que en algunos mercados, como es el caso español, no se podrá adquirir el Passat Variant con tracción total. De ahí que si alguien quiere la versión familiar del Passat con la tracción 4Motion se tiene que ir obligatoriamente al Alltrack.

Por todo ello, en Volkswagen estiman que el Alltrack supondrá, al menos, el 20% de las ventas del Variant. Y si del Variant Volkswagen suele vender alrededor del 30% de las comercializaciones del Passat –alrededor de 3.600 unidades en 2011-, de ahí obtenemos que Volkswagen estime comercializar entre 800 y 1.000 unidades del Alltrack al año.

No es sólo marketing
No obstante, no hay que pensar en el Alltrack como un mero producto de marketing. De hecho, y a diferencia de otros modelos Cross de Volkswagen –como el CrossPolo o el CrossGolf- en los que apenas existe variación respecto al original, el Passat Alltrack presenta grandes diferencias respecto a la berlina convencional.

[foto de la noticia]

Sólo está disponible en el Variant.

Pero… ¿cuáles son? Pues los principales elementos de distinción son unos paragolpes exclusivos, unos pasos de rueda más prominentes, una mayor altura libre al suelo, unos bajos protegidos y un reglaje específico bautizado como Off-Road.

Comenzando por el diseño, bien es verdad que el Alltrack no presenta grandes diferencias respecto al Passat convencional. De hecho, hay que ser un fiel seguidor de la marca alemana para distinguir las novedades… Hablamos por ejemplo de unos paragolpes ligeramente modificados, unos pasos de rueda prominentes y unas llantas de 17 pulgadas de diferente diseño (Valley).

Aun así, los cambios estéticos son quizás lo menos importante de este modelo. Y es que las principales virtudes se encuentran bajo la carrocería. Este es el caso, por ejemplo, de los bajos carenados con una chapa de acero, encargados de proteger el motor, la caja de cambios, el cárter del aceite y parte de los escapes.

Más distancia libre al suelo
A ello hay que sumar unas suspensiones específicas, que aumentan en tres centímetros la distancia libre al suelo. De esta manera, la carrocería del nuevo Passat Alltrack se sitúa a 16,5 centímetros del suelo, frente a los 13,5 centímetros del Passat convencional.

[foto de la noticia]

El interior apenas presenta variaciones.

Con este tipo de soluciones, además, también se mejora los ángulos de ataque del vehículo mejorando así su capacidad para conducir fuera de carretera. Así, el nuevo ángulo de ataque del Passat Alltrack es de 16 grados delante -13,5 grados en la berlina familiar- y de 13,6 grados detrás -11,9 grados en la berlina-.

Pero lo más llamativo es la inclusión del reglaje específico Off-road por primera vez en una berlina de Volkswagen, ya que hasta la fecha sólo estaba disponible en el Tiguan y en el Touareg. Se trata de un botón situado en la consola central que, con solo pulsarlo, modifica sistemas como el ABS, el asistente de arranque y descenso de pendientes, el bloqueo electrónico del diferencial, la respuesta del acelerador y el cambio automático DSG.

Y todo ello con una única finalidad: lograr mayor capacidad de tracción y agarre cuando el terreno o las condiciones climatológicas se vuelven difíciles.

Motores conocidos
Respecto a los motores, no existen grandes novedades. En la oferta de gasolina Volkswagen ofrece el motor 1.8 TSI de 160 CV con el cambio manual de seis marchas y el sistema de tracción a las ruedas delanteras. También en gasolina, se podrá adquirir el 2.0 TSI, que sólo estará asociado al cambio automático de doble embrague DSG y tendrá además la tracción total 4Motion.

[foto de la noticia]

El interior cuenta con varias inscripciones con el nombre del modelo.

Respecto a los diésel, estarán disponibles el 2.0 TDI de 140 CV con el cambio manual y tracción delantera y el 2.0 TDI de 170 CV con el cambio DSG de seis marchas y el sistema de tracción total 4Motion. Además, como opción, el 2.0 TDI de 140 CV con el cambio manual también podrá equipar la tracción total 4Motion.

Todos los diésel equipan de serie la tecnología BlueMotion Technology, caracterizada por el sistema start/stop –que aporta un ahorro de 0,2 litros cada 100 kilómetros en ciudad- y por el sistema de recuperación de la energía de frenado.

En cuanto al sistema de tracción total 4Motion, cabe señalar que en condiciones normales el 90% del par motor se envía al eje delantero, mientras que el 10% restante está destinado al eje trasero. No obstante, si es necesario el sistema es capaz de enviar hasta el 100% al eje trasero.

Asimismo, las versiones más potentes -2.0 TSI de 210 CV y 2.0 TDI de 170 CV- equipan de serie el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (XDS). Se trata de un dispositivo que actúa sobre el eje delantero y que evita pérdidas de tracción en plena curva, reduciendo así el subviraje o derrapaje del eje delantero.

Equipamiento completo
En cuanto al equipamiento se puede decir que Volkswagen España ha dotado al Alltrack de un buen número de elementos de serie. En concreto, todas las versiones equipan climatizador bizona, detector de fatiga, barras en el techo, seis airbags, volante multifunción de cuero, control y regulador de velocidad, equipo de audio RCD 510, Bluetooth, paquete luz y visión y llantas de aleación de 17 pulgadas. Además, las versiones más potentes –TDI de 170 CV y TSI de 210 CV- también incluyen de serie el diferencial delantero XDS.

Entre los opciones, el nuevo Alltrack puede incorporar el Side Assist Plus (485 euros) y el Lane Assist (500 euros) –sistemas que evitan el ángulo muerto y que impiden que cambiemos de carril de forma involuntaria-; el control de crucero adaptativo ACC con Front Assist (1.120 euros) y Asistente a la Frenada de Emergencia en Ciudad, que evita un impacto a menos de 30 km/h; el sistema de ayuda al aparcamiento Park Assist de segunda generación; el Dynamic Light Assist y el Sistema de Suspensión Adaptativa electrónica DCC (915 euros).

Asimismo, también se puede incluir otros opcionales como el techo panorámico (895 euros), llantas de 18 pulgadas, RNS 510 con el sistema Media in (1.880 euros), cámara de visión trasera y asientos con climatización y función de masaje, entre otros.

Y por último, los precios. El nuevo Passat Alltrack estará a la venta en mayo con los siguientes precios:

Passat Alltrack 1.8 TSI 160 CV - 33.030 euros
Passat Alltrack 2.0 TSI 210 CV DSG 4Motion -42.040 euros
Passat Alltrack 2.0 TDI 140 CV BMT - 33.200 euros
Passat Alltrack 2.0 TDI 140 CV 4Motion BMT - 34.920 euros
Passat Alltrack 2.0 TDI 170 CV DSG 4Motion BMT - 39.350 euros

Al volante
Marca motor ha podido conducir el Nuevo Passat Alltrack durante cerca de 150 kilómetros, la mayoría de ellos por autopistas alemanas y carreteras secundarias austríacas. La versión escogida para esta prueba dinámica fue el motor 2.0 TDI de 140 CV con el cambio automático DSG de seis marchas.

Durante este trayecto la sensación de conducción fue muy buena. Incluso rodando a ritmo muy rápido por aquellas autopistas alemanas que no tenían límite de velocidad, el confort de marcha era muy elevado. Apenas se colaban ruidos aerodinámicos y tanto las suspensiones como la dirección mostraron un equilibrio perfecto entre confort y eficacia.

Además, Volkswagen nos había preparado para este evento un recorrido de alrededor de 300 metros por un circuito ovalado con nieve y hielo. La prueba tenía dos finalidades. La primera era ver cómo era el comportamiento del vehículo en esta pista resbaladiza. Y la segunda era comprobar la eficacia del Alltrack ante situaciones límite como es el caso de una maniobra de esquiva, con remolque incluido.

Y ambas pruebas el Passat Alltrack las superó con sobresaliente. Y es que la combinación de la tracción total con la mayor altura de la carrocería y los neumáticos de invierno M+S permitían que este familiar campero tuviera una buena tracción, incluso en lugares donde a nosotros nos era muy difícil mantenernos en pie por el suelo tan resbaladizo.

En definitiva, una excelente opción, aunque algo cara, para todos aquellos que busquen un vehículo con buena tracción y que además sea una alternativa a los todocaminos.

Síguenos en twitter: @marca_motor / @canete76
Hazte fan de Marca motor en facebook

[foto de la noticia]

Buena alternativa a un todocamino.

Volkswagen Passat Alltrack

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com