Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 24 de noviembre de 2010 - 17:12h.

ES SU PRIMER MONOVOLUMEN DE SIETE PLAZAS EN EUROPA

Chevrolet Orlando, mucho espacio a un precio asequible

La marca americana apuesta por su primera carrocería familiar, que ofrece un generoso interior y buenas aptitudes dinámicas a un precio realmente competitivo.

ALEJANDRO M. ALONSO - VALENCIA

[foto de la noticia]

El interior recuerda un tanto al del Cruze

Un monovolumen urbano de siete plazas por 20.030 euros. ¿Suena bien, verdad? Así es el Orlando, el primero de los siete productos que Chevrolet va a lanzar en los próximos 12 meses: además de este polivalente vehículo, que aterrizará en los concesionarios durante diciembre, en febrero de 2011 le seguirá el restyling del Captiva; en junio, el Cruze de cinco puertas y el nuevo Aveo; más adelante, los deportivos Corvette y Camaro; y ya para final de año, el esperadísimo eléctrico Volt.

Pero vayamos ya con el Orlando, un modelo que hemos probado en tierras valencianas. Se trata del primer familiar 100% que la marca pone a la venta en el mercado europeo y tiene una silueta realmente llamativa, diferenciadora y con cierto aire americano. Emplea la plataforma del Cruze y ha sido diseñado por Taewan Kim, el mismo creador de este sedán y del pequeño Spark. Con sus trazos, el coreano ha logrado una carrocería de monovolumen que no peca de mastodóntica por fuera, pero que en su interior ofrece mucho espacio, incluso para siete ocupantes, por sus formas cúbicas. Como resultado, tenemos una carrocería atractiva y diferenciadora que no parece demasiado grande, a pesar de que con sus 4,65 metros es la más larga del segmento. Otros rivales como el Renault Grand Scénic (4,56), Citroën C4 Grand Picasso (4,59), Toyota Verso (4,44) o Ford Grand C-Max (4,56) no logran alcanzarlo. Su maletero, que tiene una capacidad de entre 89 y 1.489 litros, según el número de asientos que estén plegados, también se muestra muy capaz, aunque hemos echado en falta ganchos o redes para sujetar bien el equipaje.

Las dos plazas traseras son 'de verdad', es decir, aptas para trayectos largos incluso con adultos en sus asientos (sólo les falta un pelín de altura libre al techo, pero hay holgura para las piernas). El acceso a ellas, además, nos ha parecido realmente cómodo, ya que la segunda fila (de tres asientos) se pliega en dos movimientos, abriendo un espacio generoso y cómodo para que nos sentemos al fondo. El único pero es que esta segunda fila no es corredera, pero en una carrocería tan ajustada por tamaño, no se puede tener todo.

La calidad percibida sigue adelante con la nueva filosofía de Chevrolet desde que vio la luz el Cruze, su primer modelo global. El habitáculo, el cuadro de mandos o la retroiluminación (de serie en las versiones LTZ) aportan un aire de modernidad que se agradece, aunque hay ciertos plásticos en la zona superior del salpicadero que son de escasa calidad. Eso sí, todo parece bien ajustado y en carretera no hemos notado ruidos parásitos derivados de malos ensamblajes. La sensación general es de sobriedad en este sentido. Hablando de ruidos, la insorización mecánica merece un sobresaliente, sin apenas vibraciones o ruidos incluso con el motor diésel y en frío.

La gama está compuesta por tres motores, uno de gasolina y dos diésel, todos ellos ya conocidos de otros modelos de la marca. El primero es un 1.8 con 141 CV, mientras que los de gasóleo son los 2.0 de 131 y 163 CV, respectivamente. Nos centramos en el turbodiesel de 163 CV con cambio manual para esta primera toma de contacto (aunque con esta potencia también se puede optar por una caja automática de seis velocidades). Sus motor empuja con suficiencia la carrocería, la dirección nos ha parecido muy comunicativa y el tacto del cambio manual, un pelín áspero cuando engranamos la sexta marcha. Por el contrario, el puesto de conducción es alto y tenemos una muy buena visibilidad delantera y trasera. En España también se venderá una versión diésel de 131 CV sobre este mismo motor, pero con una potencia más contenida, aunque no estaba disponible durante la presentación.

El equipamiento de serie en la versión de acceso (1.8 LT) ya incluye aire acondicionado, airbag de conductor y acompañante, laterales delanteros y de cortina, ABS con EBD, control de estabilidad y de tracción, radio CD compatible con MP3, cuatro altavoces, mandos de audio en el volante, sensor de aparcamiento trasero, ordenador de a bordo y garantía de tres años ó 100.000 kilómetros. El 'LT+' añade a lo anterior las llantas de aleación de 16'', antiniebla delanteros, climatizador automático, radio Premium con conector de USD o iPod y dos altavoces más; y el LTZ, completa la lista con llantas de 17'', sensores de lluvia y luces, cruise control, navegador con pantalla de 7'', luz ambiental azul en el panel de instrumentos y servicio de mantenimiento gratis por tres años o hasta los 100.000 kilómetros. Entre las opciones para cualquier acabado destaca la pintura metálica (400 euros); y para los LTZ, los asientos de cuero calefactables (1.150), llantas de 18'' (300) o el techo solar (700).

GAMA CHEVROLET ORLANDO

GASOLINA
1.8 140 CV LT: 20.030 euros.
1.8 140 CV LT+: 21.030 euros.
1.8 140 CV LTZ: 22.665 euros.

DIÉSEL
2.0 131 CV LT: 21.150 euros.
2.0 131 CV LT+: 22.150 euros.
2.0 163 CV LTZ: 24.700 euros.
2.0 163 CV AUT. LTZ: 25.800 euros.

Chevrolet Orlando

Chevrolet Orlando

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com