Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Miércoles, 24 de noviembre de 2010 - 16:26h.

LO HEMOS PROBADO EN EL CIRCUITO DE ECUYERS EN PARÍS

Survolt: el deportivo eléctrico según Citroën

Tiene 300 CV, pasa de 0 a 100 en 5 segundos y ofrece unas sensaciones al volante propias de un monoplaza.

CARLOS ESPINOSA / PARÍS

Citroën nos ha permitido ponernos a los mandos del Survolt, un prototipo de deportivo eléctrico que ya pudimos ver en el Salón de Ginebra 2010 y que posee gran importancia como ejercicio de estilo y ensayo técnico para la marca francesa.

Lo primero que nos llama la atención al acercarnos a la carpa del circuito de Ecuyers, a 85 Km de París, es que en ella reina el silencio. Cuando un deportivo tradicional calentaría el motor con un rugido poderoso, el Survolt nos recibe ‘callado’ mientras carga las baterías que después alimentarán sus dos motores, ubicados uno junto a cada rueda trasera. Su epidermis cuenta con alerones delanteros y traseros de fibra de carbono, y el habitáculo, también realizado en este material y plagado de barras antivuelco, presenta un volante similar al de un Fórmula 1 y dispone de dos pantallas (una en el volante) con toda la información necesaria.

Las puertas se abaten hacia arriba, como sucede en el Lamborghini Gallardo, y luego es necesario retirar el volante y hacer un auténtico ejercicio de contorsionismo para sentarse a los mandos. El freno de mano se ha reducido a un simple mando giratorio ubicado en el panel interior de la puerta. Lo acciona el ingeniero de la marca que nos acompaña en el asiento del copiloto, y a continuación levanta un seguro (como el que llevan los cazas para evitar lanzar armamento por error), acciona un interruptor y nos avisa con una sonrisa: «el motor ya está en funcionamiento».

El coche arranca al principio con lentitud, pero al cabo de unos pocos metros empezamos a notar con violencia la presión de la aceleración en nuestra espalda. Los datos que nos ha proporcionado la marca son mínimos: 300 CV, 5 segundos en cubrir el 0 a 100 y una velocidad máxima de 260 km/h. No tenemos que cambiar de marcha porque su transmisión es de tipo variador continuo, así que toda la atención se centra en mantener la trazada sobre una pista muy húmeda y gobernar la dirección, dura y nerviosa como la de un monoplaza. En cualquier caso, las primeras curvas demuestran que controlar el par no resulta tan complicado, porque el coche se tiene con gran nobleza sobre sus neumáticos 255/35 en llantas de 19».

La vuelta dura poco pero todavía nos permite comprobarla eficacia de los frenos. Según nos cuenta el ingeniero, el Survolt pesa 1,1 toneladas, por lo que no es de extrañar la potencia de unos discos que, para no perder calor, cuentan con una cobertura externa de fibra de carbono. También nos dice que el Survolt podría aguantar unos 25 kilómetros a ritmo de carreras y cerca de 200 si lo condujéramos con normalidad por carretera. Más información no se nos da, pero tampoco hace falta; la prueba del Survolt pretendía sólo demostrar que un coche eléctrico también puede ser deportivo y divertido, y eso nos ha quedado muy claro.

Citroën Survolt

Citroën Survolt

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com