Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Lunes, 19 de abril de 2010 - 13:11h.

LLEGARÁ EN JUNIO

Honda CR-Z, un híbrido al que le va la marcha

La marca japonesa presenta un híbrido con carrocería coupé plagado de estilo y tecnología, con un diseño realmente llamativo.

ALEJANDRO MARTÍN / AMSTERDAM

El próximo 6 de junio aterriza en España la última apuesta de Honda, un modelo que mezcla lo mejor de los híbridos con un innegable carácter deportivo. Se llama CR-Z y lo hemos podido probar por primera vez en tierras holandesas, donde nos ha causado una buena impresión general. La marca nipona ha puesto muchas esperanzas en este coche, al que enfocan en un principio para «un pequeño nicho de mercado», pero que por filosofía, diseño e innovación (es el primero de su clase que monta un cambio manual en lugar del típico automático), podría ser algo más. Si resulta un éxito o no va dependerá en gran medida de cómo agrade su diseño a los clientes potenciales. Honda espera vender 1.200 unidades al año en España, y sólo el tiempo dirá si se han quedado cortos o largos en la previsión, aunque en Japón, de momento, éstas se han cumplido de sobra...

Estamos ante un híbrido con carrocería coupé de tres puertas y cuatro plazas en configuración 2+2, capaz de mezclar lo mejor de dos mundos: de una parte, la tecnología IMA (Integrated Motor Assist), ya conocida en otros modelos de la casa como el Insight (con el que comparte plataforma), sinónimo de ahorro y eficiencia en 'código verde'; y, de otra, una vocación innata para emanar deportividad por diseño y sensaciones al volante. Como decíamos, el CR-Z presume de ser el único híbrido del mercado que cuenta con un cambio manual de seis marchas y, por supuesto, de tener los atributos más 'racing' entre su competencia.

El futuro de este modelo puede depender en gran medida de su capacidad de transmitir emociones, tanto en el plano estético (algo siempre subjetivo), como en el dinámico (algo más objetivo). Para adelantarnos un poco en este último apartado hemos viajado a Holanda, para probarlo y ver si realmente tiene lo que hay que tener. Pero eso vendrá luego. Primero, analicemos cómo es el CR-Z, un coche que entra por los ojos y no deja indiferente.

Estará disponible a partir del 6 de junio a un precio muy asequible, desde 21.900 euros.

Su ADN mezcla reminiscencias del Honda CR-X de los años 80, con toques futuristas. Está basado en el prototipo CR-Z Concept, presentado en el Salón de Tokio de 2007 y, como sucediese con el Civic en su momento, la marca se merece un aplauso por mantener casi idéntico el diseño externo -e interno- en el definitivo modelo de producción. Y luego está su carácter diferenciador, porque, al contrario del resto de híbridos actuales, transmite descaro, juventud y deportividad. De aspecto fluido y aerodinámico, marca diferencias con un acentuado parabrisas curvo, la baja línea de su capó, el perfil del techo inclinado, el difusor que esconde el escape o el parabrisas trasero en dos niveles. Las luces LED delanteras no sólo afilan más sus rasgos, sino que son las primeras que ofrece Honda en uno de sus modelos.

Una vez dentro, el toque de deportividad se prolonga, con unos asientos que sujetan a la perfección, una palanca de cambio en piel con inserciones de aluminio y un volante pequeño de tacto agradable que nos hace olvidar que estamos sentados en un 'hybrid'. El festival de luces recuerda al Insight, ya que el cuentarrevoluciones también cambia de color según el tipo de conducción que hagamos. Su '3-Mode Drive System' ofrece tres modos de conducción: Normal (en azul, mezcla entre prestaciones, economía y emisiones); Econ (en verde, priorizando la economía del consumo) y Sport (en rojo, con una mayor ayuda del motor eléctrico y más funciones de la dirección electrónica asistida). A la izquierda del volante encontramos una consola desde la que podemos ir cambiando de programa de conducción sin distracciones. En general, todos los mandos están bien a mano, y el tacto de los materiales es muy bueno, destacando un nuevo plástico negro que se estrena en la zona superior del salpicadero. La calidad que se percibe a bordo es alta y sólo desentonan algunos materiales duros cerca del climatizador. Todo parece bien ensamblado y durante la prueba dinámica no escuchamos ruidos parásitos.

En cuanto a habitabilidad, es fácil sentirse a gusto. Todo está pensado para transmitir sensaciones, con unos asientos que sujetan a la perfección y cuya altura ha sido rebajada, incluso 1,5 cm más que los de un Civic Type R... También nos ha gustado el maletero, que oscila entre 233 y 401 litros, según abatamos o no los asientos traseros. Teniendo en cuenta el tamaño del coche y que las baterías están bajo el piso de carga, no está nada mal... Lo que no nos ha convencido tanto es aquello del '2+2', porque las plazas traseras son casi inservibles. Carecen de reposacabezas (ni en opción), no son suficientes para adultos y sólo pueden ser empleadas con niños, a ser posible con sillas infantiles (al menos tienen Isofix).

Visto ya el coche por fuera y por dentro, toca ahora ver si también transmite emociones en marcha. En un recorrido con vías rápidas y zonas más urbanas, pudimos comprobar el buen funcionamiento del 3-Mode en sus modos de conducción: Al pasar de 'Normal' a 'Eco', apreciamos una merma mecánica, aunque se ajustaron los niveles de consumo. Luego, testando el modo deportivo, nos llevamos una gran alegría. ¡Por fin un 'hybrid' se suelta el pelo! Nos encantó la entrega de par de su motor, bien desde abajo y brioso para certificar buenas aceleraciones y recuperaciones sin mermar los consumos que habíamos cosechado hasta ese momento. A mitad de trayecto, el display mostraba con orgullo un ciclo mixto de 5,4 l/100 km (el oficial es 5,0). El tráfico se condensó más tarde, con atasco y parones intermitentes. La media final fue de 6,1 tras cerca de 100 kilómetros de prueba. Esta parte sirvió de banco de pruebas para el sistema 'start-stop' inherente al vehículo. Es muy sutil en su funcionamiento y el arranque sólo se activa cuando engranamos la marcha, no cuando pisamos el embrague. Otro aspecto positivo en el tráfico urbano es el chasis, cuya rigidez torsional es idéntica al de un Type R, que cuenta con un generoso ancho de vía y una batalla corta, lo que le permite moverse con agilidad en espacios cortos. Honda ha querido abundar en las sensaciones de conducción, tratando de que este coche transmita deportividad cuando se requiera. Lo cierto es que al volante del CR-Z hay dos cosas que llaman la atención, porque son novedosas para un híbrido: el sonido del escape, modificado para que 'emocione' al conductor; y el par motor, que llega a ser de 174 Nm a sólo 1.500 rpm, cifras idénticas a las que depararía, por ejemplo, un Civic de gasolina 1.8 con sobrealimentación.

[foto de la noticia]

El salpicadero del CR-Z es atractivo y de aspecto futurista.

Después de rodar con él unos 100 kilómetros, podemos sacar algunas conclusiones, como que no estamos ante el típico híbrido que dan sensación de 'ahogo' mecánico al primer acelerón. El cambio manual del que presume no sólo es una novedad tecnológica sin precedentes en su segmento, sino que encima está muy conseguido. Con sus seis marchas, quizá algo largas pero en definitiva bien ajustadas, se deja atrás la habitual tara dinámica de cualquier 'hybrid', condenados dinámicamente por las cajas con convertidor de par. Por cierto, Honda venderá en otros mercados el CR-Z también con este tipo de cambio automático, cuya llegada a España no está prevista, -porque el nuestro es un mercado en el que queremos potenciar la imagen deportiva de este modelo-, en palabras de los responsables de la firma nipona.

El CR-Z se mueve a través de un propulsor de gasolina y otro eléctrico que trabajan de forma solidaria, entregando una potencia conjunta máxima de 124 CV. El de combustión es un nuevo i-VTEC de 1,5 litros, que se asocia al sistema híbrido paralelo IMA, cuyo motor eléctrico cuenta con una batería de níquel e hidruro metálico. El funcionamiento es similar al del Insight y, con esta tecnología, el CR-Z logra un consumo mixto de 5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de tan sólo 117 gr/km.

En cuanto al equipamiento, existen tres niveles: Sport, GT y GT Plus. Desde el más básico, la lista de serie incluye airbags de conductor y acompañante (éste segundo desactivable), laterales, de cortina delanteros y traseros; control de estabilidad y tracción (VSA), cinturones con pretensores, ABS+EBD con asistencia a la frenada, cinturones traseros de tres puntos, ayuda al arranque en pendiente, luces diunas tipo LED, ajuste eléctrico de altura de faros, Isofix, reposacabezas delanteros activos, antiniebla, inmovilizador antirrobo, climatizador, radio CD con lector Mp3+WMA, conexión aux/puerto USB, botón de arranque, dirección asistida eléctrica, mandos iluminados control de audio en el volante, volante en piel ajustable en altura y profundidad, pedales en aluminio, ajuste de altura en el asiento del conductor, cierre centralizado con mando a distancia, parachques en el color de la carrocería, retrovisores eléctricos calefactables con intermitentes integrados y en el color de la carrocería, tiradores de puertas en el color de la carrocería, antena tipo aleta en el techo, kit de reparación de pinchazos y llantas de 16'', entre otros.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR
De combustión, gasolina 1.5 i-VTEC. Cilindrada: 1.497 cc. Cuatro cilindros en línea, 16V. Potencia: 114 CV a 6.100 rpm. Par: 145 Nm a 4.800 rpm. Eléctrico, batería de níquel e hidruro metálico. Potencia: 14 CV a 1.500 rpm. Par: 78,4 Nm entre 0 y 1.000 rpm. Combinado: Potencia combinada: 124 CV a 6.100 rpm. Par combinado: 174 Nm a 1.000-1.500 rpm.
DIMENSIONES
Largo/Ancho/Alto: 4.080/1.740/1.395 mm. Batalla: 2.435 mm. Distancia al suelo: 150 mm. Peso: 1.147 kilos. Maletero: 225-401 litros. Depósito de combustible: 40 litros.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima: 200 km/h. Aceleración 0-100: 9,9 segundos. Consumo urbano/extraurbano/mixto: 6,1/4,4/5,0 litros a los 100 km. Emisiones de CO2: 117 gr/km. Impuesto de Matriculación: Exento.

GAMA HONDA CR-Z
CR-Z Sport: 21.900 euros.
CR-Z GT: 23.400 euros.
CR-Z GT Plus: 25.200 euros.

Honda CR-Z

Honda CR-Z

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com