Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Viernes, 23 de octubre de 2009 - 13:50h.

RENAULT PONDRÁ ESTE Y OTROS DOS ELÉCTRICOS A LA VENTA EN 2011

Renault Be Bop Z.E., el comienzo del futuro

DAVID ARROYO

Si hay alguna marca de las llamadas generalistas que esté apostado fuerte por el vehículo eléctrico, esa es la Alianza Renault-Nissan. Para empezar, ya hace tiempo que anunció a los cuatro vientos que pondrá en el mercado tres vehículos eléctricos de gran producción en 2011. Mejor aún y lo más importante de todo: lo hará a un precio similar o inferior a lo que costaría un vehículo diésel de similar potencia. De estos tres vehículos, dos son derivados de vehículos tradicionales, como el Be Bop ZE que hemos probado, así como el Fluence ZE. El tercero será un compacto que ahora mismo la compañía llama Twizzy y que será desarrollado directamente desde sus comienzos como un vehículo genuinamente eléctrico.

Renault pondrá a la venta eléctricos con un precio similar o inferior a los vehículos a gasoil de potencia similar

Unos vehículos con precios equiparables a los de su segmento del mercado. Eso sí, sin batería, pues entonces el coste se dispararía. La batería se alquilará a empresas que asumirán los gastos de mantenimiento y de reciclaje. Además, en España el Plan Movele ayudará a la compra de vehículos eléctricos con entre 5.000 y 7.000 euros. Ayudas administrativas absolutamente necesarias para incentivar la compra, que se mantendrán a medio plazo con toda seguridad y que permitirán hacer aún más asequibles estos vehículos. Otro ahorro procederá del combustible. Si para hacer 100 km con gasolina nos gastamos unos 9 euros de media y con diésel 6, con electricidad el gasto sería de entre 2 y 3 euros. También hay que descontar otros gastos de utilización, ya que se eliminan elementos de desgaste (aceites) y mecánicos (embrague) con lo que el coste global de utilización supone un 20% menos que en el coche de combustión. En resumen, Renault ha hecho unos cálculos por los que el eléctrico compensará siempre que se hagan con él más de 12.500 kilómetros al año aproximadamente.

Mientras un Mégane 1.5 dCi puede expulsar a la atmósfera 136 gr/km de CO2, en un Fluence Z.E. la cifra se quedaría en 128 gr/km

Esto es lo que Renault llama con toda la razón una solución de ruptura ante el desafío energético (dependencia exterior, precios...) y de emisiones, ya que estamos hablando de que un Mégane 1.5 dCi puede expulsar a la atmósfera 136 gr/km de CO2, mientras en un Fluence ZE esa cifra se quedaría en 128 gr/km en el peor de los casos posible, es decir aquel en el que el mix energético de generación de la electricidad proceda de centrales cuya materia prima es el carbón que son las más contaminantes. Y eso sin contar con otras emisiones más nocivas aún como los óxidos de nitrógeno (NOx). España sale muy bien parada en este aspecto, ya que en su mix energético las renovables tienen un peso significativo del 20% aproximadamente.

La apuesta es muy valiente -saltándose la opción del vehículo híbrido- pero está bien estudiada. La autonomía actual del Be Bop eléctrico que condujimos es de 160 km (se está trabajando en los 200 km) mientras el 87% de los ciudadanos europeos hacen menos de 60 km diarios. Por la noche, se llega a casa y se enchufa a la red doméstica, para hacer una recarga completa que dura entre 4 y 8 horas. También hay un modo rápido que en 20-30 minutos recarga el 80% (ese no es en un enchufe doméstico, sino en uno trifásico de 400 voltios). Un tercer modo es el llamado �quick drop� en el que en dos minutos y sin bajarte del coche, un robot te cambia la batería colocando una nueva recargada. Para que no haya problemas, el navegador te indica cuál es tu nivel de carga, la autonomía restante, dónde está el punto de recarga más aconsejable, te guiará hasta él, te dará otras opciones...

Al ser mucho más potente el freno motor es posible llevar el coche sólo con el pedal del acelerador conduciendo con anticipación

Conducir el Be Bop supone encontrar agradables sorpresas. La principal es que hay que frenar mucho menos, ya que al ser mucho más potente el freno motor que en la gran mayoría de los vehículos es posible llevar el coche sólo con el pedal del acelerador, soltándolo con cierta anticipación. El coche llega incluso a pararse sin necesidad de apretar el freno y, por supuesto, sin �calarse�. Otra novedad es su silencio. Se arranca con una llave, pero no se oyen nada más que unos pitidos y se enciende un piloto verde en el salpicadero para avisarnos de que ya estamos encendidos. Luego se mueve casi sin sonido, sólo el de rodadura y aerodinámico, aunque en el habitáculo se produce una especie de silbido al acelerar. Renault está estudiando ese �problema�, para generar un aviso para peatones. La entrega del par es muy rápida �acelera de 0-100 km/h en siete segundos- y luego mantiene una aceleración lineal que puede mantener en 130 km/h, por ahora.

A pesar de todo quedan retos. El primero es aumentar la autonomía, que la Alianza trata de elevar a 200 km desde 160. También queda por mejorar el rendimiento del motor, así como refinar su unión al suelo (suspensiones). También en breve se producirá un acuerdo de los principales fabricantes europeos (con su proyección internacional pertinente) para la estandarización de la toma de corriente.

Los cuatro futuros eléctricos de Renault

Los cuatro futuros eléctricos de Renault

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com