Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Lunes, 19 de octubre de 2009 - 15:23h.

A LA VENTA A PRINCIPIO DE 2010

Skoda Superb Combi, grande en todos los sentidos

ALEJANDRO M. ALONSO / Bovano (Italia)

La nueva generación del Superb está siendo un éxito de ventas e imagen para Skoda. Tanto, que la marca checa ha decidido soltarse el pelo con esta versión 'XXL' de su buque insignia. Y no la calificaremos como 'familiar' porque, realmente, el Superb de por sí ya es una berlina para grandes familias...

Se ofrecerá con tres versiones de gasolina (1.4 TSI de 125 CV, 1.8 TSI de 160 CV y 3.6 FSI de 260 CV) y dos diésel (2.0 TDI de 140 y 170 CV), con cambio manual de seis velocidades y automático DSG de 6 ó 7

Eso sí, es un gran coche que cuida a los pasajeros como pocos en su segmento. Con esta nueva carrocería, se espera mimar a las personas, sí, pero también a sus equipajes. Y, de paso, multiplicar ventas en países como Alemania, Portugal o Italia, donde las carrocerías 'SW' son más demandas por imagen y cultura del automóvil. De todas formas, de los 1.800 Superb que Skoda prevé vender en España durante el próximo año, entre 600 y 700 serán familiares; sin duda, una cifra importante.

Después de la primera toma de contacto, que ha tenido lugar en carreteras del norte de Italia, podemos atestiguar que el Superb Combi es una opción muy interesante y repleta de atractivos.

El coche llegará en enero de 2010 a nuestro mercado. De momento no se han fijado los precios oficiales, pero la marca del grupo Volkswagen promete que en España sólo supondrá un incremento de 500 euros con respecto al Superb 'normal' en los acabados Comfort; y de 700 en los Ambition y Elegance.

Aunque aún no hay precios oficiales, el Combi de acceso a al gama podría salir por unos 23.980 euros

De esta forma, el modelo de acceso a gama, un Superb Combi 1.4 TSI de 125 CV Comfort con cambio manual, podría salir por unos 23.980 euros. En cuanto a motorizaciones, se ofrecerá con tres versiones de gasolina (1.4 TSI de 125 CV, 1.8 TSI de 160 CV y 3.6 FSI de 260 CV) y dos diésel (2.0 TDI de 140 y 170 CV), con cambio manual de seis velocidades y automático DSG de 6 ó 7 velocidades, según versión. En definitiva, se trata de la misma oferta mecánica de la berlina, excepción hecha del 1.9 TDI de 105 CV que no está disponible en este familiar. Como no todo es bueno, el pero se lo ponemos al 2.0 TDI de 140 CV, que todavía tiene tecnología de alimentación por bomba-inyector, en vez de la de conducto común.

El maletero dispone de una capacidad de 633 litros ampliables a 1.670

Hablando de sus dimensiones, mantiene las medidas de la berlina en cuanto a longitud (4,83 m de largo) y anchura (1,82), aunque es más alto (1,51 por las barras de aluminio en el techo). Pero lo que hace realmente distinto a este modelo es el maletero, un espacio con mayúsculas, que cubica 633 litros (por los 565 de la berlina) y que es capaz de echarse a la espalda ¡1.670 litros! cuando se abaten sus plazas traseras. Pero el espacio para dar y tomar no es el único atractivo detrás. Y es que no sólo se trata de capacidad, sino también de ser inteligente e ingenioso. Así, encontramos diversas soluciones, a cada cual más ingeniosa y propia de modelos 'premium': sistema eléctrico de apertura y cierre del portón con el mando o un pulsador, bandeja retráctil de sencillo uso, conjunto de guías de aluminio en el portaequipajes...

Máxima funcionalidad
La funcionalidad es máxima, con una puerta ancha y un umbral de carga muy bajo, a tan sólo 600 mm sobre el piso. Además, al acceder a la zona de carga, la bandeja se repliega hasta la mitad de su recorrido, permitiendo un mayor confort y evitando posibles lesiones musculares. Por si fuera poco, el falso suelo del maletero es deslizante y se puede desplegar hacia el parachoques para facilitar la carga de objetos pesados. Y hay infinidad de detalles. Por ejemplo, en el lado izquierdo del maletero contamos con una pequeña linterna con diodos que no sólo sirve como luz de emergencia, sino que también es extraíble y se puede acoplar a través de un imán a la carrocería. Con ella, por ejemplo, podríamos iluminar sin manos una rueda pinchada mientras la cambiamos.

GAMA GASOLINA
1.4 TSI 125 CV
1.8 TSI 160 CV
1.8 TSI 160 CV DSG7 vel.
3.6 FSI 260 CV DSG6 4X4

GAMA DIESEL
2.0 TDI 140 CV
2.0 TDI 140 CV DSG 6 vel.
2.0 TDI 170 CV
2.0 TDI 170 CV DSG 6 vel.

En el plano estético, la parte frontal es casi invariable con respecto a la berlina. Eso sí, para la zaga se han realizado modificaciones, para hacer que la cintura del coche sea más esbelta y se acerque, en la medida de lo posible, a la silueta de un coupé. Para reforzar esa intención, las ópticas traseras abandonan la forma horizontal de la berlina y se cortan a la altura del portón, para redondear la parte trasera.

La personalización también es un valor añadido. Por ello se agregan dos nuevos colores a la paleta: el 'violeta amatista' y el 'azul aqua'. El habitáculo conserva el lujoso aire de la berlina. La lista de equipamiento de serie en España no está definida aún, pero son seguros los siguientes elementos: nueve airbag (incluido el de rodilla para conductor), control de estabilidad (ESP) con función estabilizadora para remolque (TSA), climatizador bizona, asientos delanteros con ajuste en altura y lumbar, faros bi-xenón, antiniebla, ordenador de viaje, radio CD con MP3), conexión auxiliar para fuente de sonido externa, programador de velocidad...

La tecnología también juega un papel importante en este modelo. Por ello, Skoda ha apostado por el estreno de elementos de confort a bordo, como el sistema 'keyless' de acceso al habitáculo y arranque sin llave insólito en la marca hasta ahora... o una antena integrada en el techo con forma de 'aleta de tiburón'.

Como una berlina
Los primeros kilómetros al volante del Superb Combi han bastado para corroborar que, en líneas generales, las sensaciones de conducción son similares a las de la berlina, con una marcada estabilidad y un notable confort de marcha. Este coche es un rutero con mayúsculas, un familiar que sabe entrar en curva, que tiene una precisa dirección y que apenas balancea, incluso en carreteras reviradas.

Para esta primera toma de contacto elegimos las versiones 2.0 TDI de 140 CV con DSG y 1.8 TSI de 160 CV con caja manual. Incluso con la primera, la menos poderosa de la gama, la gran carrocería se movió con agilidad, a pesar de sus casi 1.600 kilos de peso. En cuanto al puesto de conducción, más de lo mismo que ya hemos visto en la berlina: todo bien a mano, materiales de calidad, asientos que sujetan bien, detalles muy cuidados... en definitiva, un coche con una relación calidad-precio-espacio casi insuperable en el mercado actual.

Skoda Superb Combi

Skoda Superb Combi

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com