Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Martes, 23 de junio de 2009 - 11:41h.

CAMBIO DE RUMBO PARA LA MARCA GERMANA

Skoda Yeti, un todocamino que rompe moldes

El nuevo Yeti representa un nuevo estilo para Skoda, que se atreve por fin en el arriesgado segmento de los todocamino.

MARIO GÓMEZ ESTRELA

Skoda cambia de guión en su primera incursión en el universo de los SUV. El Yeti representa un cambio de mentalidad, una ruptura con el pasado para adentrarse en otros terrenos desconocidos para la marca checa. Lo primero que se debe destacar es la nueva mentalidad en el diseño. El Yeti, sin ser un coche puramente pasional, no es tan racional como sus hermanos de marca. Es decir, será capaz de atraer a compradores simplemente por la imagen, algo que ya es un paso importante en una marca poco acostumbrada a hacer coches bonitos. Pero es que para ser competitivo en el segmento de los SUV compactos (Nissan Qashqai, Suzuki Grand Vitara, Toyota RAV4, Ford Kuga) hay que poner muchos argumentos encima de la mesa.

El nuevo todocamino de Skoda es un vehículo con un aspecto robusto pero bien proporcionado. Presenta una imagen distinta a sus competidores, pero sin estridencias. Su tamaño (4,223 metros) no es un gran problema para moverse con él por la ciudad, aunque no sea su hábitat natural. Y sin embargo, por dentro presenta una amplitud suficiente para cumplir con holgura con las necesidades de una familia.

El Yeti da juego por las grandes posibilidades de modularidad de sus asientos traseros. Se pueden quitar, abatir, mover hacia delante y hacia atrás… Esto hace que te puedas hacer casi un coche a tu medida.

Por dentro, el coche presenta un ambiente agradable, pero sin la calidez de sus rivales. Sigue teniendo un punto de austeridad en los interiores, aunque hablamos de niveles parecidos a sus parientes alemanes. Otra cosa es cuando accionamos la llave. El Yeti demuestra en ese momento todo su potencial. Las dos motorizaciones que probamos (1.8 TSI de 180 CV y 2.0 TDI de 140 CV) por carreteras y pistas próximas a Ljubiana (Eslovenia) demuestran una potencia y suavidad absolutamente convincentes. El coche se mueve con agilidad a cualquier régimen de revoluciones y presenta unas condiciones dinámicas muy interesantes. La suspensión trabaja con eficacia ‘comiéndose’ sin rechistar cualquier bache y la dirección es cómoda y precisa.

Aunque no hablemos de un todoterreno, el Yeti se atreve incluso a pasar alguna trialera. Todo gracias a la función off-road. Cuando se activa este botón, el acelerador responde con mayor sensibilidad y se acciona el asistente de descenso (incluso en punto muerto) que mantiene la velocidad constante del vehículo, incluso en las pendientes más pronunciadas. Toda una garantía en la seguridad.

El Yeti presenta tres acabados (Active, Ambition y Experience) y cinco motores: dos gasolina (1.2 TSI de 105 CV y 1.8 TSI de 160 CV) y tres diésel (2.0 TDI CR 110CV, 2.0 TDI CR 140 CV y 2.0 TDI CR 170CV). Hay versiones de tracción delantera con el motor de gasolina de 105 CV y diésel de 110 CV y de tracción 4x4 en todos los motores menos el 105 CV gasolina. También existe la posibilidad de hacerse con una versión de 105 CV de gasolina y cambio DSG de 7 velocidades, aunque de momento sólo está disponible en esta motorización. A medio plazo se contempla la posibilidad de que se incorpore a una motorización diésel.

El primer SUV de Skoda se fabricará en Kvasiný (República Checa) y se empezará a vender a primeros de septiembre. La marca tiene unas previsiones de venta de unas 3.200 unidades al año, lo que supone un 5% de la cuota de mercado del segmento.

Motores-emisiones- precios

1.2 TSI 105 CV/N.D./18.690 euros.
2.0 TDI CR 110 CV/N.D./22.490 euros.
2.0 TDI CR 110 CV 4x4/N.D./26.990 euros.
1.8 TSI 160 CV 4x4/189 gr km/27.690 euros.

Resto de motorizaciones (sin precio definido)- emisiones

1.2 TSI 105 CV DSG/
2.0 TDI CR 110 CV Del./
2.0 TDI CR 140 CV 4x4/159 gr km
2.0 TDI CR 170CV 4x4/

Skoda Yeti

Skoda Yeti

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com