Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Martes, 19 de mayo de 2009 - 19:05h.

DOS VERSIONES CON MOTOR DE GASOLINA Y DIESEL

Skoda renueva su todocamino Scout y mejora el equipamiento

ALEJANDRO MARTÍN

Skoda lanzará el próximo mes de septiembre la versión renovada del Scout, un todocamino derivado del Octavia Combi que apareció en el mercado a finales de 2007 y del que ya ha vendido más de 22.000 unidades. Aprovechando la irrupción de la nueva berlina media y su remozada versión familiar, la marca checa ha afinado todavía más un producto interesante, puesto que aglutina en un mismo vehículo las prestaciones de un vehículo familiar, rutero y capaz, con ciertas aptitudes de 4X4 para rodar lejos del asfalto.

El modelo evoluciona con ligeros retoques estéticos, como la parrilla del radiador, que ahora cuenta con 19 tiras verticales en su marco cromado. Como ya sucediese en el Octavia, los faros delanteros se han renovado y ahora ofrecen la posibilidad de contar con luces de xenón y alumbrado adaptativo. Bajo ellos, los antiniebla pueden montar alumbrado en curva como opción.

Su sistema de tracción total permanente se basa en el embrague Haldex de cuarta generación, ya habitual en el grupo Volkswagen

Como suele suceder con este tipo de modelos, resultan loables sus aptitudes para rodar más allá del asfalto, aunque no resulta muy recomendable someterlo a excesivos esfuerzos como 4X4 puro y duro. Durante la presentación tuvimos la posibilidad de probar el modelo en un circuito 'off-road' de cierta dificultad, constatando que el coche es capaz de superar obstáculos con relativa solvencia, pero también atisbamos cierto sufrimiento ante situaciones adversas, sobre todo en el plano mecánico. Así las cosas, los 179 milímetros de altura libre con respecto al suelo y la dura protección que existe en los bajos resultan una garantía de que el Scout puede solventar problemas y rodar sobre pistas de tierra, nieve, barro... aunque tampoco es un todoterreno al uso. El sistema de tracción total permanente se basa en el del grupo Volkswagen, con embrague Haldex de cuarta generación, capaz de transmitir hasta el 85 por ciento del par motor a una sola rueda si el guión así lo exige.

Sólo se puede elegir entre dos motorizaciones: por un lado, el 1.8 TSI de gasolina, que cumple con la normativa Euro5 y tiene 160 CV de potencia; y por otro, el diésel 2.0 TDI de 140 CV (Euro4). Es una pena que este diésel sea la versión bomba-inyector y no la nueva, con tecnología por conducto común que ya montan otros modelos del grupo VAG. En todo caso, ambos propulsores se asocian a una caja de cambios de seis velocidades, ya que el sistema de tracción no casa a la perfección en este caso con el cambio DSG en motores de esta potencia.

El Scout llegará en septiembre, con una lista de equipamiento opcional que promete ser abundante

La lista de elementos de serie y opcionales no está disponible todavía, como tampoco se saben los precios definitivos de este nuevo modelo. Lo que sí es seguro es que el nuevo Scout va a incorporar desde su versión más básica ocho airbags (habrá dos más opcionales), la última generación de ABS y unos reposacabezas activos que ofrecerán protección contra el latigazo cervical.

Por cierto, que la marca ha decidido incluir el primer apellido del coche para ampliar mercado. Ahora, en vez de 'Scout' a secas, el logo del vehículo reza 'Octavia Scout', para que los clientes potenciales sepan cuál es el origen de este modelo de Skoda.

El equipamiento de serie incluye un sistema de audio con reproductor de CD y MP3. Pero en opción se pueden pedir el 'Bolero', con pantalla táctil, y el Amundsen, que suma un sistema de entretenimiento y una pantalla más grande. El tope de gama en radio y navegación es el Columbus, que también tiene un disco duro de 30 GB.

Skoda Scout

Skoda Scout

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com