Marca Motor

Marca

BUSCADOR

Jueves, 26 de febrero de 2009 - 17:50h.

PEQUEÑO MODELO DE CORTE URBANO Y DINÁMICO

Alfa Mito 1.4 de 155 CV, deportividad en la sangre

CHARO SARDINA

La marca italiana amplia su gama por la parte más baja con un vehículo de cuatro metros, algo que no había hecho hasta la fecha. Pero se ha mantenido fiel a su tradición y ha desarrollado un modelo, el MiTo, de enfoque deportivo y pensado para los buenos aficionados al mundo del automóvil. Para los que saben lo que llevan entre manos.

Brioso y con garbo
El coche es nervioso, se le nota ese toque deportivo desde el primer momento. Ya en ciudad, y circulando entre calles nos queda claro que es un coche diferente, que no es sólo un modelo pequeño con muchos caballos sino que es bastante más.

Pese a montra un motor de poca cilindrada con turbocompresor, su funcionamiento sorprende. En efecto, no es el clásico propulsor que empuja sólo en la parte alta del cuentavueltas. En este caso es más dócil y tira con cierta fuerza desde las 2.000 vueltas. Incluso desde más abajo ya ofrece empuje lo que le hace un motor muy agradable de utilizar. Pero lo mejor llega cuando superamos las 3.000 vueltas, el ritmo empieza a subir y el ruido también. Sobre todo por encima de las 4.000 vueltas que es cuando ofrece todo su poderío. Un motor, en definitiva, brillante y con unos consumos bastante contenidos.

En carretera este Alfa transmite una cierta sensación de ser muy nervioso, sobre todo en zonas de baches o cuando tratamos de forzar el ritmo. Las suspensiones funcionan muy bien, son muy efectivas aunque algo secas, pero hay más movimiento de lo que cabría esperar, por lo que no se puede rodar demasiado tranquilo. A ello sin duda contribuye un neumático de media grande y con perfil bastante bajo, (nuestra unidad lleva un 215/45 sobre llanta de 17 pulgadas), pero también su distancia entre ejes bastante corta.

Aunque lo mejor del MiTo es el dispositivo denominado DNA. Se trata de un sistema de gestión del vehículo, similar al que emplea el Ferrari F430, en el que el conductor puede ajustar algunos parámetros del funcionamiento del vehículo.

En concreto, en el DNA encontramos tres posiciones diferentes, la normal, la dinámica y la de condiciones adversas ya sea lluvia, nieve o hielo.

El DNA actúa sobre la respuesta del motor, sobre la actuación del ABS y sobre la dureza de la dirección.

En condiciones normales la posición que se debe utilizar es la N, o normal. En este caso, el ABS entra en acción cuando se hace necesario y la dirección ofrece un tacto excesivamente blando. Es la posición ideal para ser utilizada en ciudad, o a poca velocidad.

Cuando queremos sacar un poco más de partido del coche, la posición ideal es la Dinámica. En este caso el motor se muestra algo más alegre en su forma de entregar la potencia y la dirección se muestra algo más dura y por ello transmite más sensaciones a su conductor.

Sin duda el terreno ideal de este pequeño Alfa son las carreteras viradas de montaña donde su conductor puede divertirse sin demasiados peligros. Las suspensiones del MiTo, como no podría ser de otra forma, son bastante duras, lo que unido a sus neumáticos de perfil bajo hace que su comportamiento sea algo seco.

Jóven y con detalles
Con el MiTo nos encontramos ante un vehículo pensado para la gente más joven pero con un interés por el automóvil. Por ello, en su interior encontramos un sinfín de detalles de equipamiento juvenil, un equipo de sonido muy completo y una serie de detalles que buscan agradar. El asiento trasero está ideado para dos personas aunque dispone de tres cinturones de seguridad.

En cualquier caso su equipamiento es muy completo, como no podía ser de otra forma en esta versión tope de gama, que incluye el acabado Distinctive.

Diferencial electrónico, control de estabilidad, control de frenada en curva, ayuda al arranque en pendiente y todo lo que puede hacer más fácil la conducción. De esta forma su conductor sólo se ocupa de disfrutar al volante. Y por supuesto el sistema DNA que permite ajustar diferentes sistemas del vehículo a la forma de conducir de su propietario. Todo ello de serie.

En cuanto a elementos de confort, lo más destacable es el aire acondicionado y el equipo de sonido con lector de CD y toma auxiliar para conectar nuestro equipo portátil.

El MiTo ofrece muchas opciones para personalizar el vehículo. Desde todo tipo de tapicerías hasta diferentes tipos de adhesivos para personalizar el exterior, un poco al estilo de lo que ocurre en el Fiat 500. Y lo mismo ocurre con las llantas. De serie son de aleación de 16 pulgadas, pero como una opción se ofrecen de 17 e incluso de 18 pulgadas.

FICHA TECNICA:
Motor: Delantero transversal. Inyección indirecta con turbo.
Cuatro cilindros en línea
Cilindrada: 1.368 c.c.
Potencia máxima: 155 CV a 5.500 rpm.
Par máximo: 230 Nm a 3.000 rpm.
Combustible: Gasolina
Tracción: delantera
Cambio: Manual de 6 velocidades
Carrocería: Urbano
Medidas
Largo: 4.062 mm
Ancho:1.721 mm
Alto: 1.446 mm
Maletero: 270 litros
Peso: 1.220 kg.
Depósito de combustible: 45 litros
Prestaciones
Velocidad máxima: 215 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h :8,1 s.
Consumo
Urbano: 8,5 litros/100 km
Extraurbano: 5,3 litros/100 km
Mixto: 6,5 litros/100 km
Emisiones de CO2
153 gr/km
Equipamiento
DE SERIE: Airbag frontal, lateral
Delantero y de cabeza delanteros y traseros.
Control de estabilidad y de tracción.
Diferencial electrónico. Aire acondicionado. Radio-CD con toma USB.

OPCIONALES: Control de crucero, 165 euros;
Faros bixenón, 550 euros; Climatizador bizona, 400 euros;
Llanta de 18 pulgadas, 1000 euros; Navegador por pictogramas, 500 euros;
Pintura metalizada, 450 euros.
Precio final
19.500 euros
.

TODAS LAS MARCAS

Noticias RSS | Aviso legal | Contacto

Un web de MARCA.com